El Ministerio del Estado. Historia y evolución.

Difícil nos sería el hacer una breve reseña de las transformaciones del Ministerio de Estado; reseña que, admirablemente detallada y con una colección de importantes y curiosísimos documentos, publicó este Ministerio en su Guía diplomática de 1865.

Guía de Protocolo Diplomático.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Como la dinastía austríaca regía una Monarquía compuesta de tantos Reinos, necesitaba tener en sus Consejos la representación de cada uno de ellos, formando parte de esta, no sólo los naturales de estos Reinos, sino también las personas que por haber residido o desempeñado cargos de importancia en algunos, conocían sus costumbres y sus leyes. Estos Consejos eran los de Aragón, Flandes, Italia e Indias; y además, los Consejos de Órdenes, Cruzada, Hacienda, Inquisición y Estado.

Difícil nos sería el hacer una breve reseña de las transformaciones del Ministerio de Estado; reseña que, admirablemente detallada y con una colección de importantes y curiosísimos documentos, publicó este Ministerio en su Guía diplomática de 1865; por lo que nos limitaremos a indicar los cambios que ha sufrido hasta nuestros días. Desde que el Consejo de Estado dejó de entender en los asuntos relativos a las misiones diplomáticas, a las que, según costumbre, se les nombraba un Consejero que oyese al Ministro extranjero, hasta la época presente, este Departamento ha estado a cargo: en 1529, de D. Francisco de los Cobos, que era Secretario de S. M. desde 1516, y el primer documento que se conoce determinando las atribuciones del Secretario de Estado, es la instrucción que en 1556 dio el Emperador Carlos V a D. Gonzalo Pérez.

En 1566, Don Felipe II nombró a D. Antonio Pérez Secretario de los Negocios de-Estado de Italia y Embajadas de ella, y a D. Gabriel de Zayas Secretario de Estado, en lo tocante a las embajadas de la Corte del Emperador, y Reinos de Francia e Inglaterra, continuando dividido el Ministerio hasta 1706, en que el Marqués de Mejorada y de Breña fue nombrado Secretario único de Estado: y más tarde, cuando en 1714 Don Felipe V organizó las cinco Secretarías de Estado, nombró primer Secretario de Estado al Marqués de Grimaldo, y en 1833 se nombró el primer Ministro de Estado, que fue D. Francisco de Zea Bermúdez.

Hemos dicho que el Rey Don Felipe V, por Real decreto de 30 de Noviembre de 1714, organizó cinco oficinas principales, dando a sus titulares el nombre de Secretarios de Estado, que para distinguirse se llamaron del despacho de Guerra, de Gracia y Justicia, y el que debía entender de los asuntos del Estado y de sus relaciones exteriores, se llamó primer Secretario de Estado.

Posteriormente, con el Decreto de 15 de Mayo de 1754, se aclaró la organización de la primera Secretaría de Estado, conservando su organización hasta la muerte de Fernando VII, en que, creado el Ministerio de la Gobernación, el de Estado no se ocupó más que de los asuntos exteriores de la Nación.

Actualmente está organizado con arreglo a los Decretos de 25 de Enero de 1875 y 29 de Octubre de 1877, y la Carrera Diplomática y la Consular se rigen por la Ley de 14 de Marzo de 1883 y Real decreto de 23 de Julio del mismo año, aprobando los Reglamentos de ambas Carreras.

El Ministerio de Estado se compone de las Secciones siguientes:

Subsecretaría; Sección de Política y Asuntos Judiciales; ídem de Comercio y Consulados extranjeros; idem de Administración y Contabilidad (de la que dependen la Agencia de Preces a Roma, Lugares Píos y Fundaciones españolas en Italia, y la Inspección de la Ordenación de Pagos (dependiente hoy del Ministerio de Hacienda), y Archivo y Biblioteca.

Su personal consta de:

El Ministro.

El Subsecretario, que como Enviado extraordinario y Ministro Plenipotenciario de primera clase que es, tiene el tratamiento de Excelentísimo Señor.

Un Jefe de Política, Ministro Plenipotenciario de segunda clase.

Un Jefe de Comercio, Cónsul general (en comisión).

Un Jefe de Administración y Contabilidad, Ministro Plenipotenciario de segunda clase.

Tres Ministros residentes.

Cinco Secretarios de Embajada de primera clase.

Siete Secretarios de Embajada de segunda clase.

Siete Secretarios de Embajada de tercera clase.

Y los Agregados que el Ministro puede destinar al Ministerio, de los cuarenta que la Ley determina que deben existir, y que se reparten entre Madrid y las Legaciones en el extranjero.

En el Archivo y Biblioteca hay un primer Jefe, Ministro, Residente, y seis Oficiales pertenecientes a la Administración civil.

Introductores de Embajadores.

Además, hay un primer Introductor de Embajadores (que es un Ministro Plenipotenciario) y un segundo (que es un Secretario de Embajada).

Interpretación de lenguas.

Un Jefe. Intérprete de primera clase. Dos Intérpretes de segunda clase.

Uno de tercera, y

Tres jóvenes de lenguas.

Obra pía y Agencia de Preces a Roma.

Un Oficial mayor. Dos Oficiales primeros, y

Un Oficial segundo. (Los cuatro pertenecientes a la Administración civil.)

Dependen del Ministerio del Estado.

El Supremo Tribunal de la Rota de la Nunciatura, de que es Presidente el Nuncio apostólico en España, y se compone:

De un Auditor asesor.

De un Auditor fiscal.

De seis Jueces Auditores de número.

De dos Supernumerarios.

Un Abreviador.

Un Oficial 1.° de abreviaduría.

Un Oficial 2.° de idem, y

Dos Secretarios de Justicia.

La Diputación permanente de la Grandeza de España, de que es presidente S. M. el Rey:

El Decano.

Cinco Vocales, y

Un Secretario.

El Cuerpo Colegiado de Caballeros Hijosdalgos de la Nobleza de Madrid, de que es Jefe Supremo S. M. el Rey, Protectora Su Alteza Real la Serenísima Señora Princesa de Asturias y la Serenísima Señora Infanta Doña María Isabel, Protectora que ha sido.

Se somete por el Ministerio de Estado a la aprobación de Su Majestad el nombramiento de Presidente de la Junta y de los Diputados.

La insigne, Orden del Toisón de oro.

Fundada por Felipe III, Duque de Borgoña, en 1429, de que es Grefier habilitado y Rey de Armas el Subsecretario del Ministerio de Estado.

La Real y distinguida orden de Carlos III.

Fundada por el Rey Carlos III en 19 de Setiembre de 1771; modificada por Real decreto de 25 de Setiembre de 1878.

Real Orden de Damas Nobles de la Reina María Luisa.

Fundada por la Reina Doña María Luisa, esposa de Carlos IV, el 21 de Abril de 1792, sólo para señoras.

Real Orden de Isabel la Católica.

Fundada por el Rey Fernando VII el 24 de Marzo de 1815.

Por el Ministerio de Estado se somete a S. M. la terna para el nombramiento de Teniente de Hermano Mayor y aprobación de los nombramientos de las Reales Maestranzas de Caballería, que son:

Real Maestranza de Caballería de Ronda, 1572; de Sevilla, 1670; de Granada, 1686; de Valencia, 1690; de Zaragoza, 1819.

La ínclita orden de San Juan de Jerusalén no la incluimos en esta lista, por estar pendientes aún con la Santa Sede las negociaciones entabladas para su reorganización.

Los títulos de Nobleza y las Grandezas de España dependen del Ministerio de Gracia y Justicia.

 

Nota

  • 4536

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto