Los niños y la comida. Buenos modales en la mesa

Hay que ser insistentes y tratar de acostumbrarles a hacer las cosas de un determinado modo, y enseñarles a diferenciar lo que está bien de lo que está mal

 

Educar nenes. Niño a la hora de comer.

Buenos modales en la mesa para los niños

Un niño no siempre hace caso de los consejos e indicaciones que le hacen sus padres y sus mayores. Hay que ser muy pacientes, insistir y tratar de acostumbrarles a hacer las cosas de un determinado modo, y enseñarles a diferenciar lo que está bien de lo que está mal.

Si hablamos del tema de la alimentación, es normal que los niños rechacen ciertos tipos de alimentos, sobre todo en lo referente a pescados, verduras y ciertas frutas. Sin tener que llegar a gritar, o tener discusiones acaloradas, se pueden utilizar a partes iguales, la paciencia y algunos trucos para que entren en razón. Lo que nunca se pueden perder son los buenos modales. Sería un mal ejemplo para los más pequeños perder las formas y comportarse de forma grosera.

Algunos consejos a tener en cuenta:

1. Alimentación. Los zumos, la leche, etcétera. Si el niño es reacio a tomar este tipo de líquidos, se le puede convencer de que es muy divertido tomarlo por medio de una cañita (pajita). Se le puede incentivar de esta manera, pero hay que pensar en ir, poco a poco, enseñándoles a ir prescindiendo de la misma en un futuro. Puede ser un buen ejercicio de modales, enseñarles a no sorber haciendo ruido, a no soplar por la pajita, etcétera.

2. Jugar con la comida. Cuando un determinado alimento no les gusta es normal que empiecen a jugar con él en el plato. Hacer bolitas con la miga del pan, formas con el puré, etcétera. Hay veces que juegan mirando de forma un poco desafiante a sus padres o mayores. Es el momento para enseñarles que con la comida no se juega y que debe obedecer a los mayores. No se puede dejar que sus desafíos le hagan salirse con la suya. Es importante no perder los nervios. La calma y la paciencia dan sus frutos.

Comida niños. Niño comiendo Joseph Choi

3. Los cubiertos, vasos, etcétera. La mesa es el momento idóneo para ir enseñando al niño cuándo y cómo se utilizan los cubiertos. También, enseñarle que con los cubiertos no se juega, no se señala, no se lanzan... que no se utilizan para otra cosa que no sea para comer. También, es buen momento para enseñarle a beber de forma correcta por el vaso (a edades tempranas es mejor no utilizar copas para los niños).

4. Compostura. Sentado a comer es el momento de enseñarles que en la mesa deben mantener una postura correcta y un comportamiento adecuado. Ni rascarse la nariz o las orejas, chillar o hablar a voces, levantarse de la mesa a media comida, balancearse en la silla, etcétera.

5. La servilleta. Es muy importante que, desde pequeños, aprendan a utilizar la servilleta (para limpiarse los labios, los dedos, etcétera) y a saber cómo colocársela en las piernas. No es correcto, salvo para niños muy pequeños, colocarles la servilleta en el cuello, a modo de babero. Se puede convertir en una mala costumbre.

Resumiendo, la mesa es un lugar muy adecuado para ir enseñando a los niños, con mucha paciencia y tesón, los distintos usos y reglas que les servirán para toda su vida. Los pequeños tienden a olvidar, de forma "voluntaria" e involuntaria, muchas de las cosas que les dicen sus mayores. No hay que cejar en el empeño e insistir con mucha constancia, buenas maneras y sin llegar a perder la paciencia en ningún momento.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2018

Generado con contentG

Contacto