Otras diversiones. Los naipes. El tabaco. ¿Cuándo?. ¿Dónde?. ¿Cómo se puede fumar?

Los bailes, la reuniones sociales y el tabaco. Cómo acturar y comportarse.

Ediciones de la Sección Femenina, Departamento de Cultura. 1.955

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Convivencia Social. Formación Familiar y Social. Tercer curso.

El baile. No pasar de la raya.

Del baile se ha hablado mucho y no siempre muy bien; sin embargo, en casas particulares, entre amigos, puede ser un medio agradable de pasar el rato, un verdadero deporte.

Lo que no se debe hacer es convertir el baile en uno de los fines de la vida. Ni olvidar en él la corrección y dignidad que siempre debe acompañar a una mujer.

Tened en cuenta que estáis en una edad encantadora. Todo el mundo se fija en vosotras, y aunque vosotras estáis aprendiendo a no murmurar, en el mundo se murmura; así que vuestras actitudes ligeras, o llamativas, o atrevidas, os pueden acarrear mala fama. Y os pueden insensiblemente hacer resbalar por la pendiente de la mala conducta.

Tomar medio kilo de bombones de chocolate nos encanta; pero, ¿nos sienta bien?.

La primera batalla que habréis de sostener será con vosotras mismas. No cabe duda que lo divertido atrae; pero no siempre es bueno ni cristiano todo lo que "divierte". En el orden de las diversiones, son vuestros padres y vuestra conciencia los que han de decidir.

¿Se puede fumar?

Naturalmente que se puede fumar, pero conviene saber los inconvenientes del tabaco antes de acostumbrarse. Y es absolutamente ridículo que una chica fume antes de los dieciocho o veinte años.

El tabaco envicia; esto quiere decir que el fumador ha adquirido un hábito que no puede abandonar. Para un fumador es un martirio y un sacrificio enorme dejar de fumar. Entonces hay que preguntarse, ¿no queremos ser libres?. Pues el tabaco es una pequeña cadena que echamos a nuestro cuello.

Esta cadena es cara y a veces perjudicial para la salud; luego antes de fumar los primeros pitillos hay que pensar si compensa la futura esclavitud a que nos vamos a someter.

El primer cigarrillo no es necesario. No siente nuestra naturaleza su necesidad. Entonces, ¿para qué fumarlo?. Porque al cabo de fumar varias cajetillas ya no podremos dejarlo tan fácilmente. Y además del gasto de otras diversiones y necesidades, tendremos este del tabaco. Otro inconveniente del tabaco es la nicotina, materia tóxica que se adhiere a los bronquios, y a la larga origina tos crónica y otros perjuicios para la salud.

Antiguamente sólo fumaban los hombres, porque se consideraba de mal tono (de mala educación) que una mujer se permitiese tener un pequeño vicio (en el sentido de hábito).

Se tenía en tan alto concepto a la mujer, que no se le permitía que tuviese una gula como la del pitillo, pues no es otra cosa el vicio del tabaco.

El hombre podía permitirse el lujo del tabaco. Pero estaba "muy mal vista" la mujer que fumaba. Se la consideraba un poco desenfrenada, un poco loca; actualmente la costumbre está admitida, pero no deja de ser perjudicial para la íntima libertad del individuo (hombre o mujer), para su economía y para su salud.

¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo se puede fumar?

Si llegas a fumar, procura no abusar; no estar siempre como hambrienta de pitillo. A veces los fumadores impacientes empiezan a fumar antes de que se termine la comida.

Solamente al final de la comida se puede fumar, y hay que esperar a que la dueña de la casa haya puesto los ceniceros en la mesa. Pues, nunca se debe echar la ceniza en el plato de la taza del café. Resulta repugnante.

No se debe fumar en el cuarto de un enfermo, ni en ningún lugar cerrado (tren, coche, etc.), al menos sin permiso. Los dueños de coches se molestan de las chispas que el aire desparrama, quemando los asientos. A veces no hay ceniceros en los coches. Si estás en un lugar donde no hay cenicero no se debe fumar. Es de mala educación tirar la ceniza al suelo.

No es de buen gusto fumar andando por la calle, sobre todo para una mujer.

Si fumas, es tradicional ofrecer cigarrillos a los presentes. No es tampoco de buen gusto aprovecharse de esta costumbre para fumar a costa de los demás.

Y cuando se fuma hay que hacerlo con naturalidad, procurando no mancharse los dedos de amarillo, para lo cual no hay que apurar el pitillo. Pues el que fuma debe hacerlo limpiamente. Los dedos amarillos son otro de los inconvenientes del tabaco.

Todas estas advertencias son para después de los diecisiete años.

Existe una poética leyenda según la cual, cuando un fakir iba caminando por los bosques de la India, le mordió una serpiente en un brazo. Chupó entonces la herida para extraer el veneno y lo escupió seguidamente en la tierra, en cuyo lugar -cuenta la leyenda- nació la primera planta de tabaco. Por eso tiene el tabaco un poco del aroma de los bosques de la India y otro poco del veneno de las víboras.

El juego de naipes.

Los juegos de cartas son un pasatiempo muy agradable, cuando no se juegan cantidades fuertes de dinero.

Los juegos que ahora se han estilado, como el pináculo, la canasta, el bridge, son convenientes porque entretienen y no suelen exponerse cantidades.

El juego debe divertir por su propio interés y no por el dinero que se apuesta. Así, deben elegirse juegos que entretienen por sí mismos; desechar los de puro azar, como el poker, bacarrá, etc., en los que todo el interés estriba en la cantidad de dinero que se puede perder o ganar.

En el juego hay que tener corrección con el contrario cuando nos gana. Tomarlo con buen humor.

Si jugamos con compañero o compañera, como en los juegos antes aludidos (pináculo, bridge, canasta), y nuestra compañera se equivoca o juega con un criterio diferente al nuestro, no hay que protestar, ni mucho menos enfadarse. Hay que aceptar sus jugadas como si fuesen buenas.

Quién debe autorizar nuestras diversiones.

En todo lo que se refiere a diversiones, cine, teatro, excursiones, deportes, fiestas, hay que obedecer a los padres. Son ellos los encargados de aprobar o de poner el veto.

Y en cuanto a espectáculos, hay una censura para la gente joven que proviene de organismos dependientes de la Iglesia.

 

Nota

  • 1049

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto