Compromisos profesionales. Agradecimientos.

Cuando alguien nos hace un favor se crea un compromiso entre las partes, que debe ser resuelto con una muestra de agradecimiento por la parte beneficiaria del favor.

 

Regalo. Caja de regalo dorada con lazo rojo. Philp

Agradecer un favor, una gestión, una ayuda...

Es una práctica habitual, sobre todo entre profesionales que ejercen una misma actividad (médicos, abogados, arquitectos, etc.), hacerse favores o atender a personas allegadas a ellos (familiares y amigos). Este tipo de compromisos, en muchos casos, no conllevan que se cobre los honorarios debidos por el servicio prestado, o bien puede que se cobre una cantidad simbólica.

Este atención "especial" por parte de un profesional o compañero, en la mayor parte de los casos, crea un compromiso entre las partes, que debe ser resuelto con un regalo u otro detalle por la parte beneficiaria del servicio o gestión. Aquí es donde surgen algunas dudas.

¿Qué regalar? ¿De cuánto valor?

El regalo debe ser de un valor moderado. Hay qye regalar algo que sea útil, práctico.. evitando obsequiar detalles muy personales. Las posibilidades que actualmente ofrece el mercado son casi infinitas.

¿Cuánto gastarse?

Al igual que en las bodas se estila el concepto de "cubrir el cubierto" en este caso se puede hacer un cálculo aproximado del coste que hubiera tenido el servicio prestado. Con este coste calculado de forma aproximada, que puede fluctuar, siempre hacia arriba (pero solo en un pequeño porcentaje) puede saber la cantidad que puede o que debería gastar.

Cuando el servicio se ha prestado a otro profesional del mismo sector o especialidad -por ejemplo, un dentista que empasta o extrae una muela a otro dentista-, entonces se suele crear un vínculo o compromiso, que suele ser "respondido" o agradecido con otro servicio similar.

Cuando el otro profesional tenga una necesidad similar, éste "le pagará" con un servicio similar al que le realizaron en su día. Ésta es una práctica bastante habitual entre personas de la misma profesión.

Hay que agradecer siempre un servicio prestado, aunque se haya remunerado de forma normal, pero que le han prestado por la recomendación de un tercero. Un médico que le atiende un día de fiesta, un abogado que atiende su caso, aunque se dedique a otra especialidad, etc. Aunque estos profesionales le cobren su trabajo, usted debe mostrar su agradecimiento por el esfuerzo adicional que han hecho.

En muchos de estos casos suele aparecer una tercera persona como punto de unión o mediador. Esta tercera persona -que pone en contacto a quien recibe el favor y a quien se lo presta- también debe ser merecedora de su agradecimiento. Puede ofrecerle un pequeño detalle u obsequio, que no hace falta que sea de mucho valor, sino que deje ver la simple intención de agradecer el detalle de su mediación.

Si no tiene que ver de nuevo a la persona que le ayudó o le hizo un favor, lo mejor es que envíe su detalle por un recadero o empresa de mensajería. Si tiene que verlo de nuevo, puede hacer entrega del regalo en mano -siempre al terminar la consulta, gestión o visita, no al principio-. Salvo que hayan trabado una gran amistad, y tenga mucha confianza, no es correcto presentarse en su casa para entregarle un regalo.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2018

Generado con contentG

Contacto