Un regalo ¿puede ser de mucho valor? o ¿puede ser algo muy personal?

Los regalos desproporcionados por razón de su valor.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Regalos demasiado caros, no se deben aceptar.

No es correcto aceptar un regalo de mucho valor, como tampoco es adecuado ni educado hacer un regalo de este tipo. Los regalos deben hacerse para agradar y no para molestar o agraviar; un regalo de estas características más que un detalle de cortesía es un agravio. No hablamos en estos casos de regalos no "sociales". Si un padre le regala la cocina a su hijo, unos muebles o el piso, eso no es un regalo de los que hemos dado en llamar "social".

El regalo , por mucha confianza que tenga con la persona a quien regala, no debería ser nada personal, salvo los regalos de pareja o de familiares muy cercanos, como los padres. Los regalos demasiado personales, léase por ejemplo, ropa interior-lencería, ponen en un aprieto tanto a la persona que recibe el regalo como al resto de los presentes, si hay otras personas delante cuando abre el regalo. No ponga en un compromiso a las personas y tampoco se ponga usted en evidencia haciendo un regalo de este tipo.

¡Recuerde, nada de regalos caros ni muy personales!

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto