Capítulo IV. Del vestido.

Es preciso procurar, tener siempre igual aseo, en la calle, en el paseo y en el seno del hogar.

Nuevo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Evita constantemente
presentarte mal ceñido;
haz que siempre tu vestido,
aunque pobre, esté decente.

Es preciso procurar,
tener siempre igual aseo,
en la calle, en el paseo
y en el seno del hogar.

La distinción y el agrado
nunca los da la riqueza;
más vale dril con limpieza
que rico paño manchado.

Económico y constante
limpia siempre tu vestido,
la suciedad y el descuido
lo destruyen al instante.

El aseo en su favor
hace bella aun la indigencia;
cambia siempre con frecuencia
toda tu ropa interior.

Un pié sucio y enlodado
causa efecto horroroso;
procura que esté lustroso
y brillante tu calzado.

La sociedad nada pasa,
siempre ante gentes evita
presentarte sin levita
o con el traje de casa.

Aunque estés en la pobreza,
cuida siempre tu vestido;
huye el lujo maldecido,
pero adora la limpieza.

 

Nota

  • 2285

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto