Capítulo V. De la moderación en las acciones.

Modestia y moderación debes en todo seguir, evitando producir cualquier mala impresión.

Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Sin respeto y dignidad
tener ante el mundo quieres,
nunca olvides los deberes
que impone la sociedad.

Modestia y moderación
debes en todo seguir,
evitando producir
cualquier mala impresión.

No hagas nunca, ni un momento,
lo que a ti te disgustara;
no acerques tanto tu cara
que se respire tu aliento.

No debes nunca eructar,
y al escupir o toser,
procura el rostro volver
evitando molestar.

No es, jamás, bien recibido
y es contrario a la limpieza
escarbarse la cabeza
o la nariz o el oído.

No te debes permitir
manchar con saliva el suelo;
no escupas en el pañuelo
pues no es preciso escupir.

A nadie le hagas agravio
con un cariño importuno,
ni ofrezcas objeto alguno
que haya tocado tu labio.

No hagas a nadie mirar,
objeto que cause horror,
ni respirar un olor
que pueda desagradar.

Cuando otros te estén mirando,
no te suenes con estruendo,
ni estés el pañuelo viendo,
tus miserias publicando.

Al hablar no hagas mención
de extrañas enfermedades,
ni de necias suciedades
vayas haciendo relación.

Se en tus actos moderado
y en tus palabras discreto;
guárdale al mundo respeto
y te verás respetado.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto