Capítulo XVI. De los juegos.

Nunca juegues estruendoso, ni en la calle, ni en azotea, ni en otro sitio que sea para los juegos peligroso.

Nuevo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cuando busques el placer
de los juegos de tu edad,
las reglas de urbanidad
debes presentes tener.

Nunca juegues estruendoso,
ni en la calle, ni en azotea,
ni en otro sitio que sea
para los juegos peligroso.

El niño bien educado,
no debe nunca gritar,
ni participio tomar
en un juego atropellado.

Procura tener buen juicio,
y maldades nunca inventes,
sino juegos inocentes
que a nadie causen perjuicio.

Si en jardín estás jugando,
se moderado en tu juego,
no saltes ni corras ciego
las flores despedazando.

No des tus pasos en pos
siembres destrucción y horrores;
piensa, niño, que a las flores
las ama y las cuida Dios.

Nunca con gozo maldito,
hieras a un pobre animal,
que juego que causa mal
no es un juego, es un delito.

No tomes por diversión
juegos toscos y villanos,
porque los juegos de manos
juegos de salvajes son.

No debes nunca tomar
pólvora y lumbre en tu juego,
piensa, niño, que con fuego
es peligroso jugar.

 

Nota

  • 2310

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto