Hacer las presentaciones. Cómo presentar. Anfitrión correcto. Quién se presenta a quién

A la hora de presentar, solamente diremos el nombre y apellido de la persona presentada

 

Dar la mano. Cómo hacer las presentaciones protocolo.org

Un buen anfitrión hace las presentaciones entre sus invitados

Las presentaciones. ¿Quién presenta a quién?

Una presentación no es más que mostrar y poner en conocimiento de una persona a otra. Es una forma de darse a conocer una persona a otra, generalmente, por medio de una tercera persona.

Aunque hablamos más extensamente de las presentaciones en su sección correspondiente, no podemos dejar este tema de lado en un capítulo donde se habla de las "obligaciones" de un buen anfitrión .

Cuando organiza un encuentro en su casa -una fiesta, una cena, un baile o cualquier otra celebración- la "obligación" del anfitrión es hacer de mediador en la mayor parte de las presentaciones. Si la fiesta cuenta con muchos invitados, algunos amigos de la pareja pueden hacer de 'ayudantes' con las presentaciones de alguno de sus invitados. Es importante para el éxito de la fiesta o celebración que la mayoría de los invitados se conozcan para que fluyan mejor las conversaciones y las relaciones entre los invitados.

Quién presenta a quién

Siempre se debe utilizar para las presentaciones la fórmula de menos a más. Es decir, las presentaciones se hacen siguiendo estas reglas:

- el invitado joven debe ser presentado al de más edad,

- el hombre es presentado a la mujer,

- el invitado de menor rango o jerarquía al de mayor,

- el empleado al jefe,

- nuestros familiares al resto de personas.

Una cosa importante. Nunca se presenta a las personas que están al servicio de la casa. Una cosa es saber su nombre y otra hacer una presentación a los invitados.

Qué decir al hacer una presentación

A la hora de presentar, solamente diremos el nombre y apellido de la persona presentada, y si queremos, algún pequeño dato que pueda orientar a la otra persona sobre los temas que puedan tocar cuando se retire el anfitrión. Ahora bien, tampoco le cuente todo su vida y currículo, no es necesario ni correcto. Una presentación debe ser breve y concisa.

"No se autopresente a una persona de gran relevancia o alto rango"

Una presentación simple sería tan simple como: Fernando Rodríguez, economista y un apasionado de la caza, por ejemplo. Elena, escritora y coleccionista de postales de época.

¿Hay que ponerse en pie?

La respuesta es, sí. Excepciones. Solamente las mujeres pueden permanecer sentadas cuando se acerca otra persona e incluso cuando le son presentadas -aunque pensamos que lo correcto sería levantarse-. Aunque sea una señora la persona a la que se le va a presentar otra, por supuesto que debe levantarse, si la persona que se le acerca es de mayor edad o tiene una cierta relevancia o rango.

La fórmula de la autopresentación

Tal y como hemos comentado anteriormente, llegado el caso, cuando la fiesta es muy numerosa y los anfitriones no pueden ocuparse de todo, se puede recurrir a la fórmula de la autopresentación. Es una fórmula que podemos llamar de 'último recurso' cuando no se tiene una tercera persona -anfitrión o amigos- que puedan realizar esta presentación. Es mejor esperar un poco para que les presente el anfitrión o algún amigo común -que puede ayudar a los anfitriones en esta tarea-.

Si no desea entablar una conversación con la persona o grupo de personas que le han presentado, ponga una excusa sencilla -y creíble- y vaya a otro lado de la fiesta. Perdonen, pero acabo de ver llegar a un amigo y voy a saludarle, por ejemplo. O bien, me disculpan un momento, tengo una llamada urgente que hacer.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2018

Generado con contentG

Contacto