Comportamiento correcto en la mesa.

Los buenos modales en la mesa demuestran nuestra buena educación.

 

La mesa. Mesa preparada. blmurch

En la mesa hay que ser correctos.

Los buenos modales se adquieren día a día poniendo en práctica todo aquello que hemos aprendido desde nuestra más tierna infancia. Todos los días hay que utilizarlos, en casa, en el restaurante o en el comedor de una escuela, del trabajo o en el lugar donde habitualmente vamos a comer.

La buena educación no es un disfraz que nos podemos poner a nuestro antojo, es una forma de vida, de comportarse y de vivir acorde a unas reglas o normas de convivencia. Todo va mejor cuando circulamos por la vida con este código de "circulación" que son los buenos modales.

En la mesa debemos seguir unas mínimas reglas para comportarnos de forma correcta.

1. Esperar a comer. No debemos empezar a comer hasta que todos los comensales estén sentados. Si tenemos una señora o una persona mayor a nuestro lado, es cortés, ayudarle a sentarse moviendo ligeramente la silla para facilitar su acceso. Luego, debemos esperar a que los anfitriones comiencen como punto de partida para los demás comensales.

2. Gestos y acciones. En la mesa no debemos rascarnos, bostezar, utilizar los palillos o mondadientes, descalzarnos, etc. Si tenemos que hacer alguna acción incontrolable, como estornudar o toser, lo haremos de la forma más discreta posible, y siempre poniendo nuestro pañuelo, no la servilleta, delante de nuestra nariz o boca. Si alguien cuenta algo muy gracioso no es necesario que nos riamos a carcajadas. Sonreír o reír no requiere de más exageración.

3. Los cubiertos. Además de saber cómo utilizarlos, por dónde se toman, hay que saber los alimentos con los que debemos utilizarlos. Los alimentos blandos (huevos, tortillas, verduras, etc.) no se cortan con el cuchillo. El pan se trocea con la mano, no con cubierto alguno. El pescado y la carne utilizan cubiertos distintos. Los cubiertos una vez utilizados no deben volver a colocarse en la mesa.

4. Servicio. Las bebidas se sirven por la derecha, así como la comida que va emplatada (ya servida en un plato desde la cocina). La comida que se presenta en fuentes y otros tipos de servicios que se hacen en la mesa, se sirve por la izquierda. Las bebidas se sirven por la derecha. No se debe insistir a un invitado en servirle mucha cantidad o en que repita de un determinado plato.

5. Conversación. No debemos hablar con la boca llena, ni tratar temas desagradables como enfermedades, accidentes, muertes, temas escatológicos, y otros poco adecuados o polémicos para el momento. No es correcto, tampoco, hablar de temas profesionales en la mesa, ni hablar en otro idioma que no conozcan nuestros compañeros de mesa.

6. El vino. El maridaje del vino con los alimentos debe ser bien elegido por los anfitriones, acorde al menú servido. El vino debe servirse a la temperatura adecuada. El anfitrión suele probar el vino antes de servirlo a sus invitados. El champán o cava puede ser servido para los brindis, para el postre o puede tomarse durante toda la comida.

7. Al finalizar la comida, no debe quedar la mesa demasiado desordenada o sucia. No se puede fumar en la mesa, ni a la hora de los postres. El café lo debemos beber tomando la taza por su asa y no por el perímetro del recipiente. La cucharilla debe quedar en el plato, no se bebe el café o una infusión con la cucharilla en metida en la taza.

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto