Reglas de etiqueta y buenos modales para alojarse en un hotel de 5 estrellas

Los hoteles de cinco estrellas son establecimiento donde disfrutar de experiencias inolvidables rodeados de todo tipo de atenciones e instalaciones increíbles

 

Consejos etiqueta hotel 5 estrellas. Habitación suite de un hotel de 5 estrellas protocolo.org - FP Pro

Consejos de etiqueta para disfrutar de la estancia en un hotel de cinco estrellas

La experiencia de alojarse en un hotel de 5 estrellas, sobre todo la primera vez, puede llegar a ser un poco intimidante. El lujo de las instalaciones, los espacios tan cuidados, la gran cantidad de personal dedicado a nuestro servicio, los detalles más cuidados, etcétera, etcétera. Tranquilos. No debe preocuparnos porque son profesionales que han visto 'de todo' en su hotel y estarán atentos a cualquier necesidad o pequeño 'error' que podamos cometer.

Vestir de forma apropiada en sus instalaciones

No es imprescindible, pero sí recomendable. Es una forma de causar una buena impresión a nuestra llegada. Pero como decimos, no suele haber un dress code definido, porque están acostumbrados a recibir personajes famosos, estrellas y gente de todo tipo de lo más extravagantes. No obstante, nosotros, mejor vamos a ir bien arreglados. Si vamos a visitar el restaurante del hotel para almorzar o cenar, es posible que tenga un determinado 'dress code' para usar estas instalaciones. También lo pueden exigir en cualquier otra instalación común del hotel: casino, lounge bar, discoteca, etcétera.

Los empleados son personas

Debemos hablar con educación a todo el personal, desde el botones al director del hotel. Que sea un hotel de 5 estrellas no quiere decir que tengamos que ser fríos y distantes. Una sonrisa no se le puede negar a nadie y genera actitudes positivas. Tampoco, los empleados son nuestros 'colegas'. Todo tiene un límite. Hay que guardar una 'distancia social' que mantenga un 'equilibrio' entre ser muy distantes o demasiado cercanos.

Dar o no dar propina

En cada país la costumbre puede variar. Pero, una buena propina siempre es agradecida -en los países donde se admite-. Seamos generosos. No se deben dar importes que sean 'ofensivos', como las típicas monedas sueltas. Para eso, es mejor no dar. Eso generará una imagen pésima de nosotros.

Peticiones 'especiales' al personal

Los hoteles de 5 estrellas tienen fama de conseguir 'casi todo' lo quiere el cliente para que su experiencia sea lo más satisfactoria posible. ¡Cuidado con qué tipo de peticiones hacemos! No hay que ser muy listos para saber dónde están los límites. Ahí lo dejamos. No se deben confundir las necesidades con los caprichos.

Habitaciones contiguas. Los vecinos de habitación

La experiencia excitante de estar en un hotel de 5 estrellas por primera vez puede ponernos un poco eufóricos. Estupendo. Pero no podemos ni debemos convertir nuestra habitación en una discoteca o en un sarao en el que no se para de hablar a voces, se canta en alto, se grita, etcétera. Seguramente, nos acabarán llamando la atención. Incluso, llegados al extremo, nos pueden invitar a marcharnos del hotel.

Respetar la intimidad de las personas

La moda de los selfies y de los vídeos para contar todo lo que pasa a nuestro alrededor debe tener unos límites. La privacidad del resto de las personas. Cuidado con sacar en estas fotos y vídeos a las personas que están a nuestro alrededor, tanto alojados en el hotel como empleados.

Cuidado con los 'recuerdos'

Los hoteles de lujo tienen accesorios y complementos muy 'atractivos'. Pero no son souvenirs. Si queremos llevarnos alguno de los productos de tocador o algún otro detalle similar, ok. Son de uso personal e irán a la basura después de nuestro paso por la habitación. Pero, ese es el límite. Ni albornoces, ni toallas, ni almohadas... ni nada por el estilo. El equipamiento del hotel no es un souvenir. A eso se le llama sencillamente robar. El hotel puede tomar las medidas oportunas. Además, dice bien poco de una persona un comportamiento tan despreciable e incluso delictivo.

Por último, es importante saber que en este tipo de establecimientos de lujo es bastante habitual encontrarse con personas famosas o personas relativamente importantes del mundo de la economía, la cultura, etcétera. No es muy correcto 'asaltar' al famoso para pedirle un autógrafo, un selfie, etcétera. Mucho menos si está tomando una copa o comiendo. Nada de acercarse a la mesa. Puede ser muy incómodo para esta persona y para sus acompañantes. Si queremos intentarlo, lo podemos hacer a través de un tercero, enviando una nota con esa petición por medio de un camarero u otro personal del hotel.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2022

Las opiniones expresadas por los colaboradores son independientes y no son compartidas necesariamente por protocolo.org

Generado con contentG

Contactar con protocolo.org