24. El origen de la precedencia.

Uno de los más importantes antecedentes al ordenamiento elaborados en 1504 por el entonces Maestro de Ceremonias de la Capilla Pontificia...

Universidad Tecnológica de Pereira - Facultad de Ingeniería Industrial.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Origen de la precedencia.

Los primeros problemas de ordenamiento datan de los inicios de la Edad Media, luego de la caída del Imperio Romano (siglo V). La caída de Roma da lugar al surgimiento de diversos reinos y señoríos gobernados por diversas dinastías cada cual más deseosa de detentar los títulos y dignidades que distinguieron al Imperio Romano de Occidente.

Entre la monarquía europea no existía acuerdo para ordenamientos y prelaciones. Cada rey reclamaba ser el primero en las reuniones y los argumentos jamás escaseaban. A ello se agregaba las exigencias de los Embajadores y Enviados Especiales, reclamando se les otorgue las mismas prerrogativas que las dispuestas para sus representados.

Uno de los más importantes antecedentes al ordenamiento elaborados en 1504 por el entonces Maestro de Ceremonias de la Capilla Pontificia, quien, con ocasión de una "Embajada de Obediencia" del Rey de Inglaterra al Papa Julio II, estableció una prelación que ubicaba al Emperador en primer lugar, seguido del Rey de Roma y luego todos los demás reyes ordenados de acuerdo a la supuesta fecha en que cada casa reinante se habría convertido al cristianismo.

En la vida religiosa católica se encuentra más de un ejemplo de ceremonial y especialmente de protocolo. En el Credo se dice que "Jesucristo subió a los cielos y está sentado a la Diestra de Dios Padre Todopoderoso". Pero la máxima enseñanza se encuentra en la Biblia. En el Evangelio según San Lucas, el versículo "los invitados a las bodas", relata que Jesús Observando cómo se peleaban los primeros asientos de las mesas, refirió a los convidados la siguiente parábola:

"Cuando fueres convidado por alguno a bodas, no te sientes en el primer lugar, no sea que otro más distinguido que tú, esté convidado por él y, viendo él que te convidó a ti y a él, te diga da lugar a éste y entonces comiences con vergüenza a ocupar el último lugar. Más, cuando fueres convidado, ve y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convidó te diga: Amigo, sube más arriba, entonces tendrás gloria delante de los que se sientan contigo a la mesa. Porque cualquiera que se enaltece, será humillado y el que se humille será enaltecido". (Protocolo y comunicación: protocoloycomunicacion.blogspot.com).

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contactar con protocolo.org