Etiqueta y comportamiento en la búsqueda de trabajo.

Tener un comportamiento correcto es tan importante, o al menos debería ser considerado tanto, como los conocimientos y habilidades del candidato.

 

Oficina. Empleados oficina. Victor1558

Buscar un trabajo. Algo más que ser un buen profesional.

La búsqueda de empleo es una tarea complicada, y más en los tiempos que corren. Hay decenas de libros, cientos de artículos y miles de consejos en los que psicólogos, expertos en recursos humanos, etc. hablan sobre la búsqueda de trabajo, sobre el vestuario y sobre las posibles situaciones que se pueden dar. Pero pocos hablan sobre un tema tan simple como es el comportamiento, los buenos modales.

Tener un comportamiento correcto es tan importante, o al menos debería ser considerado tanto, como los conocimientos y habilidades profesionales de un candidato. Es importante tener un comportamiento correcto y educado para dejar una buena impresión.

Saludar de forma correcta al llegar (buenos días, buenas tardes, etc.), dar la mano a la persona que le entrevista, ponerse en pie, si está sentado y alguien entra; o bien cuando entra su entrevistador. Quitarse las gafas de sol, la visera, gorra o sombrero, etc. cuando es entrevistado, o bien si entra alguna persona a hablar con usted, por ejemplo una secretaria u otro empleado de la empresa.

"Un buen comportamiento puede ser la clave para conseguir un puesto de trabajo"

Un punto importante es la forma en la que usted se dirige a la persona o personas que le entrevistan. Siempre, de usted. Salvo que le indiquen lo contrario; por nada del mundo tutee a sus entrevistadores. Tampoco se debe dirigir a ellos con formas despectivas o vocabulario soez o poco educado.

Compostura. Debe mantenerse erguido en la silla y no debe mantener posturas poco adecuadas o demasiado "cómodas" como si estuviese en su casa tumbado en el sofá. Generalmente, debería permanecer en pie, hasta que le inviten a sentarse. Al sentarse, debe hacerlo en una postura correcta, sin estar demasiado rígido que denote nerviosismo o incomodidad.

Ni que decir tiene, si se queda solo en el despacho u oficina, que no puede revolver, curiosear o fisgar en los cajones, en los papeles de la mesa, en el maletín, en la agenda, en el ordenador, en el abrigo, etc. de la persona que trabaja en ese despacho.

No dude en pedir, de forma educada, que le repitan una pregunta que no ha entendido. Es mejor preguntar que quedarse con la duda o sin saber algo que puede ser importante para la entrevista. Igualmente durante las presentaciones, puede pedir que le repitan un nombre que no ha entendido bien.

Aunque sepa que no le han elegido o que tiene pocas posibilidades, despídase de forma cordial sin mostrar su desagrado o demostrando malas maneras. Primero, por educación, usted debe ser educado, y segundo, porque nunca sabe si más adelante tendrá que volver a esa empresa, o le pueden llamar en un futuro próximo.

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto