Aseo, limpieza y urbanidad.

El aseo y la limpieza de los vestidos es muy importante para que el niño tenga una buen imagen y presencia.

Tratado completo de urbanidad en verso, para uso de los jóvenes. 1850.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Aseo, limpieza y urbanidad.

Lávate manos y cara
luego que te hayas vestido,
y hacer lo mismo es debido
cuando sucias las verás;
córtate también las uñas
si necesidad hay de ello;
péinate, en fin, el cabello,
y limpio lo mantendrás.

La ropa que has de ponerte
de cepillar ten cuidado;
también la que hayas usado
y que se debe guardar;
aunque sea pobre y viejo
no ha de llevarse un vestido
rasgado ni descosido,
ni manchas ha de mostrar.

Lleva siempre tu ropaje
bien compuesto y aseado,
debiendo ser adecuado
a tu haber, rango y edad;
seguir la moda en el traje
permite la cortesía,
si se une a la economía
buen gusto y comodidad.

Enjuágate cada día
la boca, y limpia los dientes,
con tal que no haya presentes
personas de autoridad;
toma baños de limpieza,
mayormente en el verano;
y los pies también es sano
de vez en cuando lavar.

 

Nota

  • 16257

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto