La envidia. ¿Por qué sentimos envidia? Envidiar a los demás (con vídeo)

La envidia tiene que ver mucho con el deseo de poseer algo que no tenemos

 

La envidia Ser envidioso. ¿Qué es ser envidioso? ¿Por qué somos envidiosos? Sentir envidia, emoción tóxica composita - Pixabay

¿Qué es ser envidioso? ¿Por qué somos envidiosos?

La envidia es una emoción tóxica que tiene que ver con el deseo. Las personas tenemos la capacidad de identificarla y de tratar de dominarla o al menos 'domesticarla'.

Lo primero que debemos hacer con cualquier emoción tóxica es reconocer que está ahí. La mejor manera de solucionar un 'problema' es reconocerlo.

Ser envidioso tiene mucho que ver con el deseo de poseer algo que no tenemos. O bien, con el deseo de eso que no soy y me gustaría ser.

Lo que veo, lo quiero

La ventana que propicia la envidia es el ojo. Veo un objeto maravilloso, veo una persona que tiene grandes capacidades, etcétera, y quiero tener ese objeto o ser como esa persona. Si ese deseo se vuelve un poco 'obsesivo' cada vez crece más dentro de nosotros y nos 'corroe' poco a poco, haciéndonos mucho daño.

Lo primero que genera la envidia es un gran mal a la persona que la experimenta. Si esa persona no es capaz de dominarla además de hacerle daño puede general mal a todo su entorno. E incluso, puede desearle o hacerle algún daño a la persona que tiene ese objeto o esas habilidades.

Las comparaciones no son buenas 'consejeras'

Una de las 'fuentes' de la envidia es la comparación. Desde pequeños nos comparan por muchos aspectos, tanto físicos como materiales. Y esas comparaciones, en algunos casos agravios comparativos, se prolongan a lo largo de toda nuestra vida. Este tipo de comparaciones no suelen ser muy objetivas. Vemos lo mejor de lo demás pero no nos paramos a pensar en que nosotros también tenemos cosas positivas. Y la envidia nos suele cegar a los defectos o las cosas negativas de los envidiados.

La envidia en la historia y en la literatura

Grandes pensadores han reflexionado sobre la envidia. La envidia la podemos encontrar en las obras de Shakespeare, está en al "Tratado de las Pasiones" de Descartes, está en "El arte de ser feliz" de Schopenhauer, etcétera.

Uno de los grandes errores de una persona envidiosa es engrandecer el talento ajeno y disminuir el propio.

"La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento"

En ocasiones los que generan la envidia son los propios profesores o los padres. Comparan comportamientos, notas, habilidades deportivas, etcétera. Aunque se pueda hacer con buena intención, pueden generar crisis de autoestima y envidias. Se puede tratar de estimular, pero sin comparar. 

¿Existe la envidia sana?

En un principio es una contradicción del propio término. La envidia no es sana. La admiración si es sana. Es algo así como decir enfermedad sana.

El filósofo y profesor de Ética de la Universidad Ramón Llul, Francesc Torralba, nos ofrece en esta charla una estupenda explicación sobre el tema de la envidia y su definición. Un sentimiento bastante generalizado y universal. Francesc es colaborador habitual del estupendo programa de RTVE "Para todos la 2". 

La envidia por Laura Rojas-Marcos

La psicóloga Laura Rojas-Marcos, nos ofrece en esta ocasión una amena explicación sobre el tema de la envidia en la sociedad y en el seno familiar. Laura es colaboradora habitual del magnífico programa de RTVE "La Aventura del Saber".

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto