Carolina de Liechtenstein, un retrato que rompió la etiqueta real

La Casas Reales solían tener unas normas muy estrictas en cuanto a las pinturas y retratos en los que aparece algún miembro de la familia Real

 

Retrato Lady Hamilton. Retrato de Lady Hamilton Lady Hamilton como bacante, por Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun (1790-1791)
 

El retrató de la princesa consorte de Liechtenstein que no gustó en la corte

El retrato de Carolina Felicidad Engelberta de Manderscheid-Blankenheim (Viena, 13 de noviembre de 1768 - ibídem, 1 de marzo de 1831), o simplemente Carolina de Liechtenstein, pintado por Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun, a menudo se confunde con su retrato de Lady Hamilton en la imagen de Ménade, con este:

 

Retrato Lady Hamilton. Retrato de Lady Hamilton Lady Hamilton como bacante, por Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun (1790-1791)

Pero el retrato de la princesa fue pintado un año después, y ella está representada en la imagen de Irida, la antigua diosa griega del arco iris, volando en el cielo con alas doradas. Irida (Iris) es la diosa del arco iris que anuncia el pacto de unión entre el Olimpo y la tierra al final de la tormenta. También es conocida como una de las diosas del mar y del cielo.

 

Retrato princesa Carolina de Liechtenstein. Carolina de Manderscheid-Blankenheim retratada como Iris por Élisabeth Vigée-Lebrun (1793) Carolina de Manderscheid-Blankenheim retratada como Iris por Élisabeth Vigée-Lebrun (1793)

 ¡Por supuesto, Irida no es Ménade! Sin embargo, el retrato causó descontento entre la generación mayor de la familia principesca. ¿Por qué causó este gran disgusto en la Corte Real?

La princesa está flotando en el cielo... ¡descalza! Una princesa descalza: ¡Una cosa inaudita! ¡Escándalo! ¡Fuera de todas las normas de etiqueta real!

¡Pero la artista encontró una solución! 

Puso un par de zapatos en el estante de la repisa de la chimenea sobre el que colgaba el retrato, explicando que simplemente los zapatos se resbalaron de los pies de la princesa.

P. S. Carolina contrajo matrimonio el 16 de noviembre de 1783 con el príncipe Luis I de Liechtenstein (1759-1805). ¿La familia principesca estaba igualmente escandalizada por el hecho de que Carolina no tenía hijos en su matrimonio legal -el matrimonio no tuvo descendencia-, pero se rumoreaba que tenía dos hijos ilegítimos?… ¡Quién sabe!

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2020

Las opiniones expresadas por los colaboradores son independientes y no son compartidas necesariamente por protocolo.org

Generado con contentG

Contactar con protocolo.org