Grandes ceremonias. Cambios de Insignia. Cambio diferido. Cambio simultáneo

Se trata en esencia de rendir honores a una insignia que se arría y a un Almirante que desembarca

 

Insignias barco. Insignias barco Unsplash - Pixabay

Ceremonial marítimo. Las grandes ceremonias

Cambios de insignia

Las circunstancias que rodean un cambio de insignia pueden ser muy distintas, tanto que muchas veces es preciso tratarlas como casos particulares, objeto de instrucciones especiales. Por esta razón, sólo se mencionarán aquí las líneas básicas de actuación.

Por lo que al ceremonial se refiere, se trata en esencia de rendir honores a una insignia que se arría y a un Almirante que desembarca y volverlos a rendir a un Almirante que embarca y a su insignia que se iza. Estos dos saludos pueden ocurrir en momentos distintos, es decir, ser un cambio diferido, o efectuarse en el mismo momento, o sea, ser un cambio simultáneo.

Cambio diferido

Cuando el Almirante saliente cede el mando accidental a un subordinado, éste no iza insignia alguna excepto el gallardete del Comandante y no se volverá a izar hasta la llegada del nuevo Almirante, después de transcurrido cierto tiempo. En este caso, se trata de dos ceremonias separadas que no presentan dificultad alguna:

  1. Primero, en un buque y días determinados, se celebra la ceremonia de despedida con todos los honores navales correspondientes a la persona y a la insignia, tal como se ha descrito en el capítulo de saludos, a la que asisten todos los mandos subordinados presentes. El saludo a la insignia que se arría lo hacen todos los buques de la unidad presentes, junto con la capitana, que no devuelve el saludo.

  2. Más adelante, en el mismo buque, en el mismo lugar o en otro barco y lugar distintos, se celebra la ceremonia de recepción del nuevo Almirante, con saludo a la insignia por todos los buques de la unidad presentes, simultáneo con la capitana. Terminado éste la capitana hace un único saludo de devolución, graduado de acuerdo al correspondiente al más caracterizado de los subordinados.
    Naturalmente, a bordo de la capitana se encontrarán todos los mandos subordinados presentes para la recepción a la persona.

  3. Si el cese en el mando fuera por defunción del titular, su insignia permanecerá izada hasta la terminación del funeral y su arriado será la culminación de los honores fúnebres.

  4. Esto será especialmente así si la muerte se produce en combate, en cuyo caso, aunque haya una transferencia efectiva de mando, ésta no se reflejará en un cambio de insignia.

Patrullero Centinela (P-72). Armada española. Patrullero Centinela (P-72) Elentir - Flickr

Cambio simultáneo

Si el Almirante saliente espera a la llegada del entrante para hacerle entrega personal del mando, ambos se encontrarán para ello en el mismo buque insignia en el momento del cambio, y la ceremonia no podrá hacerse como la simple suma de las dos mencionadas anteriormente, ya que entonces, entre el momento de la recepción e izado de la insignia nueva y la despedida y arriado de la antigua, ondearían simultáneamente dos insignias iguales en el mismo palo, lo cual es un contrasentido y sería necesario rendir dos saludos a la voz y al cañón casi sin intervalo, lo cual es inconveniente.

Por ello, es preciso forzar la lógica del ceremonial y tomarnos la libertad de separar los honores a las insignias de los de recepción y despedida de las personas de los Almirantes, y tributar un único saludo a la voz y al cañón al izado y arriado simultáneo de las insignias. La ceremonia, por tanto, queda así:

  1. Recepción con todos los honores debidos a la persona del Almirante que embarca. Lo reciben el Almirante saliente y los mandos subordinados presentes.

  2. Conferencia de los dos Almirantes para la transferencia del mando, en la Cámara, y presentación del Estado Mayor y mandos subordinados.

  3. Saludo único a las insignias, durante el cual, en lugar de romper canasta y arriar rápidamente, se iza lentamente la insignia nueva mientras la antigua se arría, también, lentamente, durando dichos izado y arriado todo el tiempo que dure el saludo, que será realizado por todos los buques presentes pertenecientes a la unidad, al mismo tiempo que la capitana.

  4. Contestación única de la capitana a todos los presentes, graduado con arreglo al que corresponda al más caracterizado de los subordinados.

  5. Desembarco del Almirante saliente, con todos los honores debidos a su persona, despedido por el nuevo Almirante y todos los mandos subordinados presentes, aunque sea más moderno o de grado menor que el Almirante saliente.
    Estas ceremonias son aplicables en todo a los relevos de unidades colectivas de mando de Capitán de Navío.

Grandes ceremonias:

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto