Cuestiones sobre el bautizo del Regio vástago.

La parte relacionada con el bautizo es completamente potestativa de la Casa Real.

Guía de Protocolo Diplomático.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Quién debe invitar al bautizo.

Así como todo lo que se refiere a la presentación del Regio vástago se considera privativo del Gobierno, la parte relacionada con el bautizo es completamente potestativa de la Casa Real, invitando para él, el Jefe Superior de Palacio, según se ha practicado cuando nació S.M. el Rey Don Alfonso XII; pero cuando dio a luz S.M. la Reina Cristina, y en los dos primeros partos de S.M. la Reina Doña Isabel II, el Ministerio de Estado intervino hasta en los bautizos, y se invitó por el Ministerio y no por la Mayordomía.

Cuando Su Santidad es Padrino del Príncipe recién nacido, autoriza, generalmente, para representarle en tan solemne ceremonia, un Cardenal, al que envía con Breves especiales y que es recibido previamente en audiencia pública, como Embajador. No es posible aceptar que desempeñe tan honroso encargo el que no sea Príncipe de la Iglesia.

Cuando recibió este Sacramento el Infante Don Carlos Clemente, nieto del Rey Carlos III, fué este Rey quien lo tuvo en las fuentes bautismales, y en comunicación fechada en San Lorenzo el 18 de Setiembre de 1771, se dijo al Arzobispo de Valencia que se hacía así por considerar que nadie como el Augusto Abuelo de S.A.R. podía representar al Sumo Pontífice, como Padrino del Infante recién nacido; siendo esta la mejor prueba de que en el caso de que Su Santidad no comisione a un Emmo. Cardenal, residente en Madrid, o envíe uno expresamente para representarle en tan solemne acto, debe elegirse una persona Real, para que haga las veces del Augusto Padrino.

Esta regla ha sido derogada en 1857, cuando se bautizó al Príncipe de Asturias Don Alfonso, que representó a Su Santidad Pío IX el Nuncio Monseñor Barili, y en 1886, que representó a Su Santidad León XIII, en el bautizo de S.M. Don Alfonso XIII, el Nuncio Monseñor Rampolla, siendo Madrina S.A.R. la Serenísima Infanta Doña María Isabel.

 

Nota

  • 8653

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto