Saludos y presentaciones en Afghanistan.

Si la persona que tiene que saludar es un amigo, familiar o le ha conocido anteriormente, es normal que además de dar la mano surjan espontáneos abrazos y palmadas en la espalda.

 

Desierto. Dunas del desierto. Al Ianni

Saludos y conversaciones en Afghanistan.

Entre hombres el saludo más habitual consiste en dar la mano , con cierta seguridad y por un espacio de tiempo muy breve. Es correcto dar la mano tanto en una presentación en el ámbito personal o privado, como en una presentación en una reunión de negocios o dentro del ámbito laboral o empresarial.

Si la persona que tiene que saludar es un amigo, familiar o le ha conocido anteriormente, es normal que además de dar la mano surjan espontáneos abrazos y palmadas en la espalda.

Si es mucha la confianza que tiene con la persona a la que saluda, se puede llegar a intercambiar besos en las mejillas , pero solo está reservado para personas muy cercanas y pertenecientes al círculo más íntimo de esa persona. No es correcto tener mucha familiaridad, aunque otros la tengan, con una persona a la que no conoce. Puede ser interpretado como una falta de respeto, tomarse estas confianzas. Hay que ser muy prudentes a la hora de saludar a una persona que no conoce.

"Las mujeres, entre ellas, se suelen dar varios besos en las mejillas"

Si la persona a la que tiene que saludar es una mujer, deberá ser aún más cuidadoso que cuando tiene que saludar a un hombre. Lo mejor es ofrecer la mano para dar un sencillo y breve apretón de manos. Si es un saludo entre mujeres, se suele prodigar el beso en la mejilla, que puede repetirse varias veces. Por mucha confianza que tenga con esa señora, un hombre no debe, al menos en público, aventurarse a dar un beso en la mejilla a una mujer, o a tener cualquier otro tipo de contacto físico con ella -palmadas en la espalda, abrazos, besos, etc.-.

Dependiendo de la zona donde se encuentre, puede ser, incluso, importante que solo intercambie un saludo verbal con la mujer, sin llegar a tener ningún contacto físico con ella, ni tan siquiera el saludo de cortesía de dar la mano. En público, la mujer sigue teniendo un papel muy poco relevante, por no decir que es prácticamente invisible socialmente. Ante cualquier duda, es mejor quedarse corto, que ser demasiado efusivo o cariñoso en sus saludos.

Una vez realizados los correspondientes saludos, es muy habitual que le hagan una serie de preguntas, en algunos casos algo personales, sobre su familia, su salud, etc. Es una forma de entablar una conversación, y una manera de procurarse un mejor conocimiento de la persona con la que se habla.

Hacer preguntas directas sobre negocios u otras cuestiones relativas a la visita, no es considerado muy correcto, sin antes tener un conocimiento previo mediante estas preguntas más personales sobre su persona y su vida.

Es importante saber que suelen ser muy buenos anfitriones, hospitalarios y suelen decir las cosas que a una persona le gusta oír. En cierto modo, son aduladores , y no les suele gustar utilizar formas directas para afirmar o negar algo. Consideran una forma de cortesía decir palabras amables a sus invitados.

Los más conocedores de su cultura apuntan que para hablar con personas mayores, ancianos y mujeres es más utilizado el estilo indirecto de comunicación. Para hablar con gente más joven y en él ámbito de los negocios es más habitual utilizar el estilo directo.

Nota. Es admitido el nombre de Afganistán sin h, o bien como Afghanistan, con h.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto