Un tropezón. ¿Cuándo pedir disculpas?

Tropezar en el metro o en cualquier otro transporte público con otra persona es algo relativamente frecuente.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Permisos y disculpas en el transporte público. Tropezones, empujones, codazos, etc. ¿Cuándo pedir disculpas?

Por mucho cuidado que pongamos, nadie está libre de tropezar con otra persona, con el codo, con el paraguas, con una bolsa, etc. o bien podemos darle a otra persona un empujón involuntario como consecuencia de un acelerón, un frenazo o por cualquier otra circunstancia fortuita. La buena educación requiere que nos disculpemos. Ofrecer una disculpa es lo mínimo que podemos hacer, y no mirar para otro lado como si hubiera sido otro el que propinó ese golpe, codazo o empujón.

Si ha sido un leve tropiezo, pedimos disculpas diciendo algo similar a esto: "Lo siento, disculpe el tropiezo, empujón...". Si el golpe ha sido algo más importante además de la disculpa debemos preguntar si se encuentra bien o si le podemos ayudar en algo. Es la mejor forma de reparar este error.

Si la cosa se tuerce, y esa persona se pone un poco violenta o grosera, hay que sacar la parte más prudente, diplomática y sensata de nosotros mismos, para tratar de no generar un incidente mayor por un simple tropiezo. Si no lo podemos arreglar de forma amistosa, no quedará más remedio que avisar a los servicios de seguridad de la empresa o del lugar donde nos encontremos.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto