Sentir vergüenza. ¿Por qué sentimos vergüenza? ¿Qué es la vergüenza? (con vídeo)

Todo el mundo ha sentido, siente o sentirá vergüenza alguna vez en su vida. El sentimiento de la vergüenza guarda una estrecha relación con lo que pensamos de cómo nos perciben los demás

 

Sentir vergüenza. Hombre vergonzoso foto base FreePik Pro

¿Quién no ha sentido vergüenza alguna vez en la vida? El sentimiento de la vergüenza

La vergüenza es un sentimiento que nos produce una incomodidad o un cierto desasosiego por el temor a hacer el ridículo ante alguien, bien sea por lo que vamos a hacer o a decir, o bien por lo que pueden decir de nosotros. Este sentimiento está muy relacionado con la inseguridad de las personas y con el miedo a equivocarse.

Todo el mundo ha sentido, siente o sentirá vergüenza alguna vez en su vida. El sentimiento de la vergüenza guarda una estrecha relación  con lo que pensamos de cómo nos perciben los demás. El famoso "qué van a pensar de nosotros si hacemos o decimos tal o cual cosa".

Según indica la doctora Rojas-Marcos, en psicología la vergüenza es considerada como una emoción autoconsciente. Sabemos y somos conscientes de lo que hacemos y de lo que decimos. Y de las consecuencias que estas acciones pueden conllevar.

¿Por qué nos sentimos avergonzados?

En muchos casos el sentimiento de vergüenza viene de no aceptar, o de no gustar, cómo somos o quiénes somos, más que de lo que hacemos o decimos. Es, como indica Laura, un sentimiento más profundo que el sentir vergüenza por un hecho o una acción determinada.

¿Por qué nos sonrojamos cuando sentimos vergüenza?

Es una reacción involuntaria -por lo general no deseada- que se produce en nuestro cuerpo ante un hecho o acción que nos produce vergüenza. Cuando sentimos vergüenza el cuerpo libera adrenalina, lo que hace que nuestros vasos sanguíneos se dilaten y reciban más flujo de sangre. También se acelera el corazón, se dilatan las pupilas, etc. El sentir vergüenza desencadena una serie de 'procesos' en nuestro cuerpo que dan como resultado, entre otros, el de ponernos colorados.

Ruborizarse, lo que popularmente se conoce como "ponerse como un tomate", es una reacción natural con la responde nuestro cuerpo ante a una situación, imprevista muchas veces, y que nos produce vergüenza.

¿Cómo podemos evitar que el sentimiento de la vergüenza nos domine?

  1. Relajarse. Es bueno practicar cualquiera de las muchas técnicas que existen para relajarse. Una de las más simples, cerrar los ojos y hacer unas cuantas respiraciones profundas.
  2. Aprender a reírse de uno mismo. Debemos aceptar y entender que todos nos podemos equivocar. Pero no debemos tomarlo como algo negativo sino como un paso más en el aprendizaje de nuestra vida.

La doctora en psicología clínica y de la salud, Laura Rojas-Marcos- visita en esta ocasión el plató del estupendo programa divulgativo de RTVE "La aventura del saber" para hablarnos del sentimiento de vergüenza. ¿Por qué sentimos vergüenza? Cuáles son los principales motivos que nos pueden hacer sentir vergüenza.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 14 personas le ha parecido
con una puntuación de 4.8 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2020

Las opiniones expresadas por los colaboradores son independientes y no son compartidas necesariamente por protocolo.org

Generado con contentG

Contactar con protocolo.org