Comentario sobre "La urbanidad en las maneras de los niños". IX.

Comentario de Julia Valera sobre la obra de Erasmo de Rotterdam "De la urbanidad en las maneras de los niños" -De civilitate morum puerilium-.

Erasmo de Rotterdam. 1537. De la urbanidad en las maneras de los niños. De civilitate morum puerilium

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Para Bourdieu, los esquemas de clasificación social a través de los cuales se percibe y aprecia el cuerpo no sólo están fundados en la división social del trabajo, sino también en la división sexual del mismo. Las oposiciones corporales que reenvían al sexo masculino y femenino adoptan y reciben valoraciones diferentes según las distintas clases sociales, y marcan, en consecuencia, esa relación durable y generalizada que cada uno de nosotros mantenemos con el propio cuerpo: la hexis corporal.

En los años de despegue del capitalismo occidental surgen ciertos cambios en las costumbres que tienen una visible incidencia en los ámbitos de la moda, la música, los espectáculos... Estas transformaciones, en la medida en que se oponen a las formas tradicionales de vida, serán percibidas como una liberación, una cierta relajación de los códigos de control que afectan a los cuerpos. El "streaking", el nudismo, la vestimenta de los jóvenes, las performances, el contacto con las filosofías orientales, la oposición a la guerra, parecen anunciar un nuevo umbral en la disposición del propio cuerpo. ¿Estos síntomas significan de hecho una liberación? ¿Se trata de una contestación al proceso civilizador? ¿Tocan los buenos modales a su fin?

Todas estas modificaciones del comportamiento están ligadas a transformaciones sociales importantes que reflejan un aumento del poder social de las mujeres, el establecimiento de nuevos tipos de relación entre los sexos, la incidencia de determinados movimientos juveniles en la vida social. Los sociólogos no han proporcionado respuestas apresuradas a la hora de enfrentarse a estos complejos procesos en la medida en que están todavía en marcha, y no se sabe si su dinámica llegará a materializarse en parcelas efectivas de libertad.

De todas formas, actualmente parecen perfilarse nuevas tendencias que coexisten con las de las décadas pasadas. En un momento de crisis, cuando la denominada movilidad social se estanca, los buenos modales, la urbanidad, el saber actuar con elegancia, en fin, los mecanismos de distinción resurgen como un instrumento que ayuda a escalar posiciones de prestigio. Un nuevo grupo irrumpe con fuerza en la escena social, marcando con su dinamismo y polivalencia un nuevo estilo de vida: los cuadros, los eficaces ejecutivos. Luc Boltanski ha mostrado la formación de este grupo situado a medio camino, como si se tratase de una tercera vía, entre el colectivismo y el capitalismo (LUC BOLTANSKI: "Les cadres: la formation d'un groupe social". Minuit. París, 1982. Boltanski es uno de los sociólogos que ha mostrado una gran sensibilidad en relación al cuerpo en tanto que producción social. Véase, por ejemplo, su obra Los usos sociales del cuerpo (Periferia. Buenos Aires, 1975), así como Puericultura y moral de clase (Laia, Barcelona, 1974).).

Este colectivo puede ser caracterizado por lo que ha sido denominado el síndrome de los YARVIES (sigla correspondiente a Young, Attractive, Rich, Verbal, Intelligent, Educated, Sympathetic). Además de cuidar con esmero su imagen corporal y las relaciones interpersonales, su lenguaje y su presentación en general aparecen rotulados por los principios de la empatía, la comunicación, la creatividad, la espontaneidad, en suma, la adaptabilidad. Son los managers que buscan a todo coste el éxito y el rendimiento. Son el más claro exponente de la nueva civilización de la eficacia y el narcisismo. En este sentido resulta igualmente revelador el resonante triunfo que en USA está logrando Miss Manners, quien con sus sabios y cuidadosos consejos ayuda a los ejecutivos americanos y a otros miembros de las capas medias a conseguir la seguridad y soltura soñadas en las más variadas situaciones, es decir, contribuye a fabricar el nuevo polvo de estrellas.

10 de diciembre de 1984.

JULIA VARELA

En 1530, seis años antes de su muerte, Erasmo de Rotterdam entregaba a la imprenta un breve texto titulado "De civilitate morum puerilium", dedicado al Príncipe niño Enrique de Borgoña. Este opúsculo conoció en los países europeos un éxito sin precedentes.

El trabajo de Erasmo inaugura un nuevo campo de saber y de poder, ya que por vez primera las buenas maneras se van a ver sometidas a un tratamiento sistemático y específico.

Frente a los que sostienen que la educación ha tenido como finalidad primordial el cultivo del espíritu, la saga de obras de urbanidad iniciada por Erasmo muestra más bien que el cuerpo fue y sigue siendo su soporte real, material y simbólico.

 

Nota

  • 13543

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto