El protocolo a seguir para dar un pésame. Frases para dar el pésame

Los momentos dolorosos son difíciles de sobrellevar y hay que tener unas grandes dosis de prudencia para evitar cualquier comportamiento fuera de lugar

 

Dolor por una pérdida. Dolor por una pérdida MemoryCatcher - Pixabay

Cómo comportarse en un velatorio o funeral

Cómo dar un pésame y ser respetuoso. Frases para decir en un velatorio

Los momentos más dolorosos para una persona suelen ser cuando se pierde a un ser querido. Decir adiós a un amigo o a un familiar es muy duro y muy triste.

Hay que ser comprensivos con el momento y la situación -no es lo mismo el fallecimiento de una persona mayor que el de un niño o una persona muy joven-, prestar todo el apoyo posible y saber empatizar, en la medida de lo posible, con las personas que lo están pasando mal.

Las visitas al tanatorio o casa doliente

En el tanatorio o casa doliente, respeto, mucho respeto. En ocasiones, estos lugares se convierten en una reunión social donde se pueden escuchar animadas charlas e incluso risas. No es el momento ni el lugar. Aunque no deje de ser un acto social, es un acto donde hay que respetar el dolor ajeno.

Las visitas, suelen tener unas reglas similares a las visitas hospitalarias. Si acudimos a dar un pésame y hay mucha gente, apenas permaneceremos unos minutos -sobre todo si no somos muy allegados a la familia del difunto-. Se intercambian unas palabras y nos vamos.

Si por el contrario, cuando llegamos no hay gente, hay que hacer una labor de "acompañamiento" y de consuelo. Estaremos al lado de su familia o íntimos hasta que lleguen otras personas. No debemos dejarles solo en ningún momento, salvo que sea una petición expresa de ellos mismos.

Vestuario discreto. Vestuario discreto - Vestuario para un funeral Kycer - Pixabay

Cómo vestirse para un funeral

Aunque no sea alguien demasiado cercano a nosotros, no es correcto ir vestido de colores vivos, ya sea hombre o mujer. Tampoco hace faltar acudir de luto riguroso. Hay un término medio. Utilizar colores fríos de la gama de los grises, azules oscuros, malvas o algún tono similar. Evitar los elementos brillantes como lentejuelas, cristales tipo swarovski, etc.

Las tradiciones, usos y costumbres de cada lugar pueden tener una notable influencia en todo este tipo de "protocolos" funerarios.

Dar el pésame a la familia

Además del tanatorio o casa doliente, el pésame se puede dar al terminar un oficio religioso -si lo hubiera-. No es muy correcto ni adecuado "asaltar" a la familia a la entrada de la iglesia o templo. Si no hemos podido pasar por el tanatorio o casa doliente, tendremos que esperar al final de la misa u oficio religioso para dar el pésame.

Si durante el acto religioso, el oficiante recuerda a todos los presentes que la familia no quiere recibir el pésame al terminar, hay que respetar esta opción. Ahora que viene al caso, lo mismo ocurre cuando en la esquela se indica "la familia no recibe". Quiere decir que la familia no quiere visitas, en el tanatorio o en la casa doliente.

Abrazo de cariño y apoyo. Abrazo de cariño y apoyo vmginteractive - Pixabay

Frases para dar un pésame

Cuidado con las frases poco afortunadas o los comentarios poco adecuados. Es mejor irse a lo "estándar" para evitar meter la pata.

  1. "Lo siento"
  2. "Le acompaño en el sentimiento"
  3. "Sentimos su pérdida"
  4. "Mi/nuestro más sentido pésame"
  5. "Mis/nuestras condolencias" - Importado del mundo anglosajón

Cualquier frase similar puede ser válida siempre que exprese un sentimiento verdadero. También podemos usar alguna expresión que sea tradicional en la zona o país.

Te puede interesar: Cómo es un funeral civil o laico

La ceremonia, religiosa o civil

Como hemos comentado anteriormente, no se puede "asaltar" a la familia al llegar a la ceremonia.

Como en el caso de otras ceremonias, los familiares y personas más cercanas al difunto se colocan lo más acerca del altar o lugar donde se encuentre el féretro o la urna con las cenizas. En la parte delantera del templo o sala. Suele haber unos bancos o sillas reservados para tal fin.

El oficiante o bien algún familiar o amigo, puede hacer una breve reseña de la vida del difunto -si la familia quiere- sin extenderse tanto en el tiempo como en las loas y alabanzas. Algo sencillo, breve y emotivo.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 11 personas le ha parecido
con una puntuación de 4.0 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2018

Generado con contentG

Contacto