Más que una cena.

Los trabajadores de Patrimonio Nacional se encargan de la puesta a punto del Palacio cuando hay algún evento.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Detrás de la imagen oficial de las cenas de gala en el Palacio Real, de los saludos y de los brindis que el monarca ofrece a sus invitados, está lo que nunca vemos. El trabajo de más de 100 personas que tienen claro que este tipo de actos son la mejor tarjeta de presentación de nuestro país ante las visitas de otros jefes de Estado.

Los trabajadores de Patrimonio Nacional se encargan de la puesta a punto del Palacio. El servicio de Protocolo de la Casa Real les comunica el menú y a partir de ahí se monta la cubertería, cristalería y los centros de flores que adornan la mesa.

En esta ocasión cenarán 148 comensales. Se necesitan más de 6 horas para vestir los 35 metros que mide la mesa.

Durante todo el año, el Palacio Real es un museo que visitan más 700.000 turistas. Pero las alfombras centenarias tan sólo se colocan en ocasiones especiales, cuando se transforma en la sede oficial de la Jefatura del Estado.

Todo reluce, desde las 15.000 bombillas hasta los 200 relojes de Palacio, que siempre están en hora.

El Palacio también se viste por fuera, se cuelgan los escudos de las Provincias Españolas y los trabajadores de Patrimonio Nacional se visten para la ocasión.

Es más que una cena, aquí se cierran acuerdos, se estrechan lazos y se saca brillo a la imagen que se llevarán fuera de nuestras fronteras.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto