Salimos de viaje. Hacer las maletas y otros preparativos

Viajar se ha convertido en una práctica habitual para una gran cantidad de personas debido al considerable abaratamiento de los precios

 

Maleta. Maleta tipo baúl. bibendum84

Nos vamos de viaje. Sugerencias para tener un buen viaje

Preparativos previos para salir de viaje

Actualmente, los viajes se han convertido en una práctica habitual para una gran cantidad de personas. Desde los viajes por placer -vacaciones, puentes, fines de semana, etcétera-, hasta los viajes de negocios, los viajes de estudio o el intercambio con otros países.

Uno de los factores que más ha incidido en este avance ha sido la mejora de los medios de transporte, tanto en cantidad como en calidad. El aumento de medios de transporte y la bajada de los precios han facilitado la posibilidad de viajar a millones de personas en todo el mundo.

Informarse bien sobre el trayecto y el destino

Aunque con matizaciones, podemos aplicar una regla general, "donde fueres haz lo que vieres". Pero lo mejor, ya sea un viaje al propio país o a un país extranjero es proveerse de información sobre nuestro destino.

En función del tipo de viaje que vayamos a emprender -de negocios o de placer, por ejemplo- nos interesará más un tipo de información que otro. Idioma hablado, divisa, horarios habituales, costumbres, clima, etcétera. Otros datos de interés podrían ser artesanía, monumentos, museos, sitios "típicos", etcétera.

La información sobre nuestro destino la podemos obtener de diversas fuentes: en cualquier agencia de viajes e incluso en la propia embajada nos pueden facilitar información . Pero, hoy en día, en Internet podremos encontrar una gran cantidad de información.

Organización y preparativos previos al viaje

Entre los muchos preparativos previos que debemos tener en cuenta, está uno que es fundamental: el tema del dinero. Es muy importante, a pesar de la cantidad de medios de pago existentes -travelers, tarjetas, teléfono móviles, etcétera- llevar siempre una cantidad de dinero en metálico suficiente para poder hacer frente a esos pequeños gastos como propinas, máquinas expendedoras, billete de autobús o metro, taxi, etcétera.

Una cosa importante, que pocas personas hacen, es comunicar nuestra partida a algún familiar o amigo, por si tienen que localizarnos para darnos algún aviso urgente. Si viajamos a un país extranjero, también se debería comunicar nuestra estancia en ese país a la embajada o consulado correspondiente -cosa que también hace muy poca gente-. Es lo que se conoce como el Registro de viajeros.

La ropa. En función de la duración del viaje y otras características -como el clima, fecha del año, etcétera- debemos elegir toda la ropa necesaria para llevar en la maleta. Tanto la cantidad -en función de los días que vayamos a estar fuera-, como del tipo de ropa -de verano, de invierno; o bien para eventos formales, para la playa, etcétera-.

Medidas de seguridad para las cosas que dejamos

No solo hay que preocuparse por lo que vamos a llevarnos; también hay que preocuparse por lo que dejamos. Para evitar cualquier tipo de accidente, y por corto que sea el viaje, si vamos a dejar la casa sola es conveniente tomarestas precauciones:

1. Dejar las llaves de la casa a un familiar o amigo cercano, por si hubiera que entrar para algo, para recoger la correspondencia, etc.

2. Si tenemos animales de compañía, debemos dejarlos con alguien a su cargo, no solos en casa.

3. Para evitar problemas, debemos cortar la llave de paso del gas, del agua, etcétera -cualquier suministro que no afecte directamente al buen 'funcionamiento' de la casa-. Así evitaremos desagradables accidentes o averías menores. La electricidad no se suele desconectar porque casi todo el mundo tiene un frigorífico, una alarma o cualquier otro dispositivo que necesita la corriente para funcionar.

Nos vamos de viaje. Los preparativos previos a salir de viaje. Mapa y otros objetos foto base DariuszSankowski - Pixabay

Preparando la maleta. ¿Qué se debe llevar en la maleta?

La maleta es nuestro 'armario' para el viaje donde debemos llevar 'todo lo necesario' para el día a día. Entre esas cosas para uso cotidiano no deben faltar:

1.Una "muda" -ropa, generalmente interior, que se cambia de una vez- por día de estancia en nuestro destino.

2. Camisa, polo, blusa, t-shirt o similar, también es recomendable llevar una por día de estancia.

3. Pantalones o faldas, al menos dos, aunque solo sea para un viaje de fin de semana. Si hay un percance al menos poder cambiarse de pantalón o de falda.

4. Calzado. Cómodo y acorde al tipo de actividad que vamos a realizar. No es lo mismo un viaje de negocios donde, seguramente, no vamos a caminar mucho, que un viaje de ocio donde estaremos casi todo el día caminando viendo museos, monumentos, etcétera.

5. Complementos y accesorios. Básicos, salvo que tengamos algún evento importante. Si llevamos alguna pieza de mucho valor, mejor llevarla siempre 'encima' o en nuestro equipaje de mano.

6. Productos de aseo. Mejor solo los imprescindibles -nuestro perfume, cremas, etcétera-. Es mejor comprar muchos de ellos en el destino, que "cargar" con ellos durante todo el viaje. Si los llevamos en la maleta, mejor utilizar los envases de viaje o de tamaño más pequeño.

Respecto al tema de la ropa, va a depender mucho del tipo de viaje que hagamos, así como del destino, clima y época del año en la que vamos a viajar.

¿Qué tipo de viaje vamos a realizar?

Si el viaje es de aventura -escapada de camping, deportes de aventura como escalada o descenso de rápidos, etcétera- ropa muy informal y cómoda, dejando los trajes y vestidos para otra ocasión.

Si el viaje es de placer o descanso, pero programamos salidas tanto diurnas como nocturnas, entonces habrá que contar, además de la ropa cómoda e informal, con algún traje o vestido más 'elegante o formal' para ir adecuamente vestido a esa cena o salida nocturna.

Si es un viaje de negocios no podemos olvidarnos del traje y la corbata -para los hombres- y de algún traje de chaqueta o vestido corto -para las mujeres-. Debemos informarnos bien si va a tener lugar algún acto formal que pueda requerir vestir de cierta etiqueta, para ir preparados y no tener que buscar algo de última hora en nuestro destino.

Algunas recomendaciones para 'rellenar' la maleta

A la hora de hacer la maleta, no debemos olvidarnos de llevar en un neceser o bolsa separada los productos líquidos, sean de aseo o no -crema de calzado, colonia o perfume, gel y champú, espuma para el afeitado, aceite corporal, etcétera-. Esto puede evitar alguna rotura o derrame y que alguna prenda de vestir nos llegue manchada.

Es recomendable llevar alguna bolsa vacía para meter ropa sucia y la muda usada. Si somos muy exquisitos, podemos separar en varias bolsas la ropa interior del resto de la ropa exterior, por poner un ejemplo.

Los zapatos también es mejor llevarlos en bolsas separadas. No debemos olvidar, que los zapatos no los podemos guardar nada más usarlos. Hay que dejarlos que se aireen un tiempo antes de guardarlos en su bolsa o en su caja.

Si tenemos pensado llevar "recuerdos" -los famosos souvenirs- o algún detalle para los amigos y algunos familiares, no debemos olvidarnos de dejar un hueco en la maleta, o llevar una bolsa de viaje vacía plegada para estos "regalos".

Muy importante. Hay que "etiquetar" correctamente las maletas con nuestras señas, por si se produce el tan temido extravío del equipaje. Pero no solo en el exterior -se puede perder o estropear la etiqueta- también es recomendable colocar una tarjeta en el interior de la maleta con nuestros datos.

¿Cuánto va a durar nuestro viaje?

Si el viaje va ser muy largo, generalmente más de un mes, debemos dejar la casa un poco recogida, tapando los muebles con sábanas, las lámparas y los cuadros con un papel de seda y en fin todo ordenado, limpio y recogido -a menos que tengamos una persona que se encargue de pasar a limpiar una vez por semana, al menos-.

En el caso de viajes de larga duración también debemos dejar algo de dinero a un familiar o a un amigo al que le hayamos encargado algunas de nuestras gestiones, para que haga frente a los pequeños gastos o facturas -aunque la mayoría las tengamos domiciliadas en nuestro banco-, como puede ser el pago de la renta, alguna pequeña reparación, imprevistos, etcétera.

Despedirse de nuestra familia y amigos. Avisar de nuestro llegada

Las despedidas deben ser breves y evitando demasiadas "efusividades" -si las hay, se reservan para un espacio más íntimo, como despedirse en casa-. Si prevemos que la despedida puede ser demasiado "emotiva" lo mejor es ir solos, y despedirnos en casa.

Cuando llegamos de vuelta debemos avisar, no solo por si queremos que vayan a recibirnos, sino para que tengan constancia de que estamos en casa.

Cuando nos avisan con tiempo suficiente, es buen detalle ir a recoger a nuestros amigos o familia a su punto de llegada -aeropuerto, estación de tren o autobús, etcétera-, o bien enviar a alguna persona a recogernos -un chófer, un taxi, un empleado, un amigo, etcétera-.

Si no avisamos de nuestra llegada, o sabemos que no van a recogernos, nosotros mismos nos encargaremos de buscarnos un transporte hasta nuestro lugar de destino. Si llegamos a horas un poco "intempestivas" es mejor no hacer ir a nadie a recibirnos -esta misma 'regla' sirve para las despedidas-. Es mejor, no molestar y valernos por nuestros medios (buscaremos un taxi, o nuestro propio coche, por ejemplo).

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2018

Generado con contentG

Contacto