Haciendo autostop. Don de gentes y amabilidad

Es una forma de viajar que ha caído en desuso, principalmente, por la inseguridad que puede acarrear un viaje de este tipo

 

Auto Stop. Chichas haciendo autostop. Wiros

Reglas de oro para hacer autostop de forma apropiada

Autostop:una forma muy 'sociable' de viajar

El autostop -popularmente conocido como 'hacer dedo'- es una forma de viajar gratis utilizada, en su mayoría, por jóvenes que quieren 'ver mundo' y que no quieren o no tienen mucho dinero para gastar.

Hacer autostop es una práctica cada vez menos habitual, principalmente por dos motivos:

1. La proliferación de plataformas de la llamada 'economía colaborativa'  que comparten viajes y vehículos a precios realmente muy baratos.

2. La 'falta de confianza' -por no decir inseguridad- tanto de los conductores como de los autostopistas. No sabemos a quién vamos a montar en el coche; o por el contrario, no sabemos con quién nos vamos a montar cuando para un automóvil.

Puede haber otras razones como el acceso a un vehículo por gran parte de la población -hoy en día tener un coche no se considera un lujo como antaño-, el abaratamiento de los precios de los billetes por parte de las compañías de transporte -autobuses, trenes, aviones, etcétera-, la ausencia de tráfico en las vías donde es posible hacer autostop, etcétera.

También la mejora de la red de carreteras hace que una gran cantidad de vehículos circulen por autopistas y autovías donde está prohibido parar. Por lo tanto, no sería posible detenerse para recoger a cualquier persona que hiciera autostop.

¿Está prohibido el autostop?

No. Como hemos comentado está prohibido recoger a personas en estas grandes vías, pero nadie nos impide recoger a cualquier persona que nos apetezca en una carreta secundaria; o por qué no decirlo, en una gasolinera o bien en un pueblecito, si nos los piden.

Consejos y sugerencias para hacer autostop con éxito

1. Información para el conductor. No solo son 'hacer dedo' nos van a recoger. Lo mejor es poner un pequeño cartel donde escribiremos con letras bien grandes nuestro destino: Madrid, Paris, Roma, Buenos Aires, Lima, Santiago de Chile, etcétera.

2. Poco equipaje. La imagen típica de un autostopista es una persona con una mochila o una bolsa de viaja nada más. No es probable que nos recoja un conductor si ve unas cuantas maletas o bolsas como equipaje.

3. Cuidar la apariencia. Si cuidar nuestra imagen es importante para ir a una entrevista de trabajo, a una cita o a cualquier otro lugar, también es importante para hacer autostop. Una imagen desaliñada, poco higiénica o un aspecto muy descuidado será motivo suficiente para que los automóviles pasen de largo.

4. Buscar un lugar seguro y accesible. Tenemos que buscar un lugar accesible y fácil de parar para el conductor. Si no le facilitamos las cosas a la persona que nos va a recoger, perdemos muchas oportunidades. Una cosa más, que sea fácil para el conductor no quiere decir que sea peligroso para nosotros. Cuidado con carreteras muy estrechas, curvas, cambios de rasante o lugares con poca visibilidad. Corre peligro nuestra integridad física y nuestra vida.

5. No todo vale. Lo mismo que nos miran y 'evalúan' antes de parar, nosotros debemos hacer lo mismo con los conductores. Si tenemos cualquier duda o sospecha lo mejor es no montar en ese coche. Agradecemos su interés y damos alguna disculpa ocurrente.

Hacer autostop. Reglas de oro para hacer autostop protocolo.org

Empieza el viaje: reglas de etiqueta para el trayecto

Cuando el conductor para, nosotros mismos debemos subir nuestro equipaje. Salvo que sea el propio dueño del vehículo el quiera colocarlo en un lugar determinado o de una manera concreta.

Además de saludar, tenemos que dar las gracias por anticipado por haber parado a recogernos. Nos debemos presentar dando nuestro nombre y preguntaremos por el suyo para poder dirigirnos a él -o a ellos, sin son más de uno- de forma apropiada.

Cuidado con los temas de conversación que sacamos o que nos proponen. Si son muy polémicos, debemos mantenernos todo al margen que podamos o, el menos, ser muy prudentes con nuestras opiniones. Es mejor que nos abstengamos de hacer preguntas muy personales.

Mantener la compostura. Un sencillo recordatorio: no estamos en nuestra casa. El asiento del coche no es el sofá o sillón de nuestra casa. Debemos mantener una postura correcta y adecuada. Nada de poner los pies en el salpicadero o si vamos detrás, en los asientos delanteros. Tampoco descalzarse o 'desnudarse' más de la cuenta. El coche no es un probador ni un vestuario. Cuidado con las posturas excesivamente cómodas o los comportamientos demasiado 'caseros'.

Paradas durante el viaje. Si el conductor hace alguna parada, es buen detalle invitarle a una consumición: un café, un refresco, un zumo, etcétera.

Seguridad. Aunque no suele pasar nada, por seguridad no está de más tomar 'disimuladamente' los datos del vehículo y comunicárselos a algún amigo o familiar, vía correo electrónico, WhatsApp o un sistema de mensajería similar. Como hemos dicho, mejor que el conductor no vea que lo hacemos.

Cuando termina el viaje -porque hemos llegado a nuestro destino o es el final del trayecto para el conductor- debemos despedirnos de forma cordial y agradecer al conductor el favor. Si el viaje termina en nuestra ciudad de origen, podemos ofrecernos al conductor para ayudarle a buscar una dirección determinada o recomendarle sitios que visitar, dónde comer o cualquier otra cosa que pueda necesitar mientras está en nuestra ciudad.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Valoración registrada.

Gracias por su ayuda.

La valoración ya existe.

Gracias por su ayuda.

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto