Mobbing. Gestos y señales de acoso laboral. Cómo detectarlo (con vídeo)

El acoso es un trato hostil o un asedio al que se ve sometida una persona en el ámbito laboral de forma sistemática. El acoso siempre es un comportamiento deleznable, pero en el ámbito laboral este tipo de conductas se vuelven muy peligrosas

 

Acoso laboral. Señales de alerta para detectar un acoso laboral foto base imagen FR

Señales de alerta para detectar un acoso laboral

Los gestos y acciones que puede denotar un acoso laboral

El acoso es un trato hostil o un 'asedio' al que se ve sometida una persona en el ámbito laboral de forma sistemática. Esto le puede producir a la persona todo tipo de trastornos, miedos e inseguridades.

El acoso siempre es un comportamiento deleznable, pero en el ámbito laboral -mobbing- este tipo de conductas se vuelven muy peligrosas. Un informe del Consejo General del Poder Judicial, ponía de manifiesto que en los últimos años las denuncias por acoso laboral habían descendido un 30%. Parece ser que debido a la crisis, las personas denuncian menos por miedo a perder el trabajo.

Los gestos para acosar son el primer paso

El acosador, en un principio, no suele utilizar la palabra para dirigirse a su 'víctima'. Se vale de gestos y acciones no verbales para 'tantear' y ver cómo reacciona la otra persona. Un roce, un mayor acercamiento del apropiado, tocar alguna parte del cuerpo, como el pelo, invadir el espacio personal, como su mesa de trabajo, tomar por la cintura, etcétera.

Una vez 'superada' la fase de los gestos y acciones, se suele pasar, de forma sutil, a las palabras. Un comentario de tipo de sexual, algún comentario machista o incluso algún tipo de comentario con el fin de ridiculizar a la otra persona, puede ser un tipo de acoso laboral. Por ejemplo, el típico gesto de apretarse el pecho para indicar que una mujer tiene mucho busto. O cuando un hombre hace un gesto muy femenino para referirse un compañero que puede ser gay o un poco amanerado. Son formas de acoso.

Cuidado con confundir los gestos de cariño con el acoso

Cuando una persona es cariñosa o tiene un comportamiento muy paternalista con algún compañero o empleado puede dar lugar a malas interpretaciones. Hay que tener mucho cuidado a la hora de interpretar algunos gestos, y analizarlos según la persona, el contexto y las circunstancias. No hay que confundir la confianza con el acoso. No se suele hacer con mala intención.

Gestos que pueden ser indicios de acoso

1. Comportamiento reiterado. No es una 'broma' de un día o un gesto aislado,  sino que es a diario o muy repetitivo.

2. Cuando es voluntario. No se hace un gesto o acción sin querer o de forma involuntaria.

3. No es aceptado. Cuando la persona que lo recibe o es objeto de ese comportamiento no le recibe de buen grado ni lo acepta.

Cuidado con las miradas, pero esas miradas especiales que te 'escanean' de arriba a abajo. Miradas que además se detienen en algunas partes determinadas del cuerpo -pecho, nalgas, etcétera-.

Gestos obscenos con la boca como mover la lengua de una forma grosera, hacer besos simulados, etcétera.

Teresa Baró, experta en comunicación personal y colaboradora habitual del programa de RTVE "Para todos la 2", nos ofrece una estupenda explicación sobre el acoso laboral y las señales que nos pueden ayudar a detectarlo.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2018

Generado con contentG

Contacto