Un protocolo obsoleto.

La visita del Presidente francés a EEUU acapara todas las noticias. Pero lo sorprendente es que no lo sea por la agenda de alta política, sino porque Hollande viaja sin acompañante.

El Ideal Gallego - elidealgallego.com.

 

Encuentro Casa Blanca. Encuentro en Francoise Hollande y Barack Obama en la Casa Blanca. EL Nacional, República Dominicana

Un protocolo obsoleto

La visita del Presidente francés a EEUU acapara todas las noticias. Pero lo sorprendente es que no lo sea por la agenda de alta política, sino porque Hollande viaja sin acompañante y el protocolo de esta visita de Estado se altera totalmente.

Con menor eco, en el reciente viaje a Portugal del Rey de España , la Reina tuvo que salir deprisa y corriendo para asistir a una cena porque los jefes de Estado de Italia y Portugal iban acompañados de sus esposas.

El papel secundario atribuido históricamente a las mujeres tiene estas cosas. Casi relegado a objeto decorativo y a un programa paralelo dedicado al turismo y alguna visita cultural.

Es sorprendente que en países modernos y democráticos se siga manteniendo este rango protocolario centrado en el papel de la primera dama o el caballero consorte, totalmente decimonónico y fuera de lugar. No es de recibo que el gran rompecabezas de la Casa Blanca sea quien se sienta a la derecha del Presidente Obama o con quien abre el baile en la cena de gala.

En estas ocasiones debiera imponerse un poco de sensatez. Y los profesionales de protocolo tienen que actualizarse con la agilidad y flexibilidad que les caracteriza, asesorando adecuadamente a quien corresponda, rompiendo estereotipos arrastrados de tiempos pasados. Hoy en día hay un amplio abanico de de situaciones personales.

Un jefe de estado, un primer ministro puede ser hombre o mujer, y además estar casado, soltero, divorciado o viudo. Si es homosexual ya les daría mucho que pensar. ¿Que importa su situación personal o familiar? Eso pertenece al ámbito privado y como tal debiera trasladarse a las funciones de representación.

De un viaje de estado lo que importan son los aspectos políticos, los acuerdos bilaterales internacionales o económicos y de ellos si deben rendir cuentas. Y el rol de primera dama o consorte debe desaparecer del protocolo, acorde con los tiempos que vivimos. Si alguien con o sin parentesco les acompaña, lo harán sin cargo al erario público, dentro del ámbito privado, lo que no quiere decir oculto, y ocupando un lugar adecuado en aquellos actos que proceda. Pero el rango de las primeras damas o caballeros acompañantes está tan desfasado como obsoleto y por tanto debe actualizarse.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2018

Generado con contentG

Contacto