¿Cómo debe ser un buen invitado?

Los invitados deben guardar un comportamiento correcto en todo momento.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Los deberes del invitado.

"Te reciben según te presentas; te despiden según te comportas".

Cuando acudimos a un acto como invitado, debemos comportarnos de una forma correcta. No debemos forzar nuestros modales. Hay que ser distinguidos y elegantes, pero sin hacerlo notar. Me viene a la cabeza la cita: " La mejor elegancia, es aquella que no se nota ".

Para ser un invitado correcto hay que tener en cuenta ciertos aspectos, entre los que podemos destacar:

1. Comida. Debemos comer de forma educada, utilizando de forma correcta los cubiertos y evitando caer en excesos, por muy exquisita que esté.

2. Bebida. Moderar su consumo, para evitar caer en un estado de excesivo furor que nos pueda poner en ridículo a nosotros o a otras personas que nos acompañan.

3. Regalos. Aunque el tema es tratado en su correspondiente apartado (regalos) debemos ser prudentes con lo que regalamos.

4. Conversación. Debemos procurar entablar conversación, con las personas que nos presentan, evitando esos silencios prolongados e incómodos. Propongamos algún tema de conversación para salir del paso, si surge un momento de duda o silencio.

También un buen invitado debería ser:

1. Servicial. Sobre todo, cuando nos invitan a una casa, debemos mostrarnos dispuestos a colaborar con los anfitriones en cualquier tarea. Retirar una mesa, servir un licor o café, amenizar una conversación, etc. Hay que "participar" en la fiesta de forma activa.

2. Agradecido. Como dice el refrán " De bien nacidos es ser agradecidos ". Expresemos nuestra satisfacción por la fiesta, felicitemos a la cocinera por la exquisita comida, etc. pero hay que se prudentes y no caer en exageraciones y excesos en nuestros halagos. Serían totalmente contraproducentes y fuera de lugar.

3. Comportamiento. En cualquier momento de la velada, recepción, comida, baile, etc. debemos comportarnos de forma educada. Solo la buena educación nos hace sentir bien a nosotros y a las personas que nos rodean. Pero cuidado sin exageraciones, no seamos el pedante de la velada.

Ir vestido de forma elegante y adecuada a las circunstancias, es un comienzo correcto, un buen comienzo. Además, como ya hemos comentado en otro capítulo, ir vestido como indica la invitación es un signo de respeto hacia la persona que invita y hacia el resto de los invitados.

Hay una frase que dice muy acertadamente que hemos indicado anteriormente: " Te reciben según te presentas; te despiden según te comportas ". Con lo que viene a decir que en primer término nos clasifican por la vestimenta, por el aspecto exterior de nuestra persona, por el "envoltorio" (aún no hay otros elementos para opinar), pero luego ya opinan por nuestra manera de comportarnos. De nada vale ir muy elegante, llevar un buen regalo... todo eso se ve oscurecido si nuestro comportamiento no es correcto (recordemos que, como dice el refrán, el vestuario no lo es todo: " Aunque la mona se vista de seda, mona se queda ").

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto