6 consejos para ser unas personas encantadoras (con vídeo)

No siempre el encanto reside en el atractivo físico. Hay muchas otras cualidades en las personas que les hace atractivas

 

Persona encantadora. Cómo ser una persona encantadora. Una pareja encantadora foto base Numbercfoto - Pixabay

Cómo ser una persona encantadora

Hay personas que caen bien a casi todo el mundo porque tienen siempre una palabra amable, saben elogiar con simpatía, tienen sentido del humor, etc. e incluso tienen una serie de gestos que son agradables a la vista. Es una cuestión de actitud, de cómo tratamos a los demás.

Una persona encantadora lo es por un conjunto de características que nada tienen que ver con la edad, el dinero, la posición social, etc. Una persona encantadora es una persona de trato agradable y de conversación amena. Es una persona que es optimista, que sonríe, que es agradable, amable, etc.

Qué necesitamos para ser una persona encantadora

Para ser una persona encantadora hace falta tener un poco de todo: ser educado, cortés, agradable, amable, simpático, atractivo, seductor... Podríamos enumerar decenas de características que, por supuesto, no hay que cumplirlas todas, pero si un buen puñado de ellas.

Veamos algunas características de una persona encantadora:

1. Mostrarse abierto. Las personas encantadoras se muestran abiertas, son cercanas. Sonríen, se acercan a otras personas, abren conversaciones, etc.

2. Ser optimista. Las personas optimistas transmiten alegría, contagian ilusión, no se suelen quejar, etc.

3. Ser generoso. Los optimistas son personas generosas que saben escuchar, que saben aconsejar, que saben ayudar en cualquier cosa que puedan, etc.

4. Ser empático. Ponerse en el lugar de los demás es muy importante. Nos entienden y comparten nuestras emociones.

5. Ser elegantes. En este caso no tiene nada que ver con el vestuario. Una persona elegante es aquella que no hace gestos vulgares o groseros, que se mueve con soltura y donaire, que trata de forma educada a los demás, etc. La elegancia es discreción.

6. Moderación. "Lo poco agrada y lo mucho enfada" dice un refrán popular. No hay que pasar de ser amable a ser "empalagoso". Todo en su justa medida.

Como hemos comentado en el último punto hay que tener cuidado en no pasar de agradable a pedante, pesado, sabiondo o pretencioso. Hay veces que el intento por ser agradable deriva en uno de estos "tipos de persona" que se hacen bastante difíciles de aguantar.

Teresa Baró, colaboradora habitual del programa de RTVE "Para todos la 2" y experta en comunicación personal, nos regala algunos consejos para conseguir llegar a ser una persona encantadora.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2018

Generado con contentG

Contacto