Cómo dar malas noticias (con vídeo)

Una despido, una ruptura, un accidente... son algunas de las muchas malas noticias que una persona tiene que dar a algún amigo o familiar

 

Dar una mala noticia. Las malas noticias. Cómo comunicar una mala noticia. Persona triste StockSnap - Pixabay

Las malas noticias. Cómo comunicar una mala noticia

No estamos preparados, en la mayoría de los casos, para comunicar una mala noticia. Nadie nos enseña cómo dar una mala noticia de forma apropiada.

Para dar una mala noticia es importante buscar el momento y lugar adecuado para dar una noticia de estas características. Es muy importante, en muchos casos, saber cómo dar la noticia más que la propia mala noticia.

Es poco recomendable dar una noticia de este tipo a distancia, salvo que no se pueda comunicar de otra forma. Hacerlo por carta, por correo electrónico, por sms, por teléfono... no es nada elegante ni recomendable. Las malas noticias suelen tener un impacto emocional importante y por es recomendable hacerlo de forma personal.

Tener un poco de empatía

Nos cuesta mucho dar una mala noticia, porque la mayoría de las personas nos ponemos en el lugar del otro. Pero hay gente, que pone una cierta distancia al dar noticia para no empatizar tanto y sufrir.

Te puede interesar: Cómo caer bien a los demás

Un trato humano para dar una mala noticia

No hablamos solo de casos muy graves, como la muerte de un ser querido. Hay otros muchos casos en los que las noticias no son nada agradables. E incluso, puede llegar a cambiar nuestra vida. Es el caso, por ejemplo, de la pérdida de un empleo -ningún compañero querrá comunicarnos esa noticia-.

En el plano sentimental, la ruptura con la pareja cuando no se quiere dar la cara, y se mandan un simple mensaje o correo electrónico. O bien, sea hace mediante una llamada. O bien, se deja una simple nota. No es ni elegante ni de personas adultas y educadas. Hay que saber afrontar estos problemas y dar este tipo de noticias a la cara.

Cuando se rompe una relación, laboral o sentimental, una de las partes puede sentirse culpable. Esa es una de la razones principales por las que hay personas que no 'dan la cara'. Dar una noticia de esta forma no presencial es una falta de elegancia y de sensibilidad.

Cuestiones a tener en cuenta para dar una mala noticia

   1. El tiempo. Hay que dedicar un tiempo mínimo a la otra persona. No es cuestión de comunicar: te dejo, lo siento, etcétera, e irse. Aunque cueste un poco más, hay que tomarse un tiempo para dar una mala noticia.

   2. Lugar. Una mala noticia no se da en cualquier sitio. Dependiendo de la noticia y de la persona, tendremos que buscar un lugar idóneo para darla. Nunca sabemos como va a reaccionar la otra persona, aunque la conozcamos bien. Por regla general, un lugar apartado y tranquilo suele ser lo más indicado.

   3. Tono de voz. Debemos evitar cualquier tipo de alteración. Utilizaremos un tono amable y tranquilo. Hay que hacer todo lo posible para que nuestra voz transmita serenidad, calma, sosiego. No es fácil, pero hay que intentarlo.

Una mala noticia la debe dar alguien de confianza. O bien, alguna persona que inspire confianza, como puede ser un médico, un policía, etcétera.

Teresa Baró, colaboradora habitual del programa de RTVE "Para todos la 2" y experta en comunicación no verbal, nos da algunas pautas para poder comunicar una mala noticia de la mejor forma posible. Aprender a dar una mala noticia.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto