Prudencia y templanza. Saber estar y actuar

La buena educación enseña a tener prudencia, y a no meterse en conversaciones, charlas o debates donde se tratan temas de los que no se conoce nada o muy poco.

 

Refranes saber estar. Prudencia y templanza. Saber estar y actuar. Señora leyendo un libro foto base Clard - Pixabay

Los refranes del saber estar y del saber actuar

Porque si y porque no, razón es sin razón.

En una conversación, discusión o debate, ninguno de los términos anteriores es válido, ni un "si" ni un "no". Hay que razonar o dar una explicación apropiada acompañe a un simple "si" o "no".

Quien deja camino y toma vereda, piensa que adelanta, pero rodea.

No hay atajos para aprender buenos modales. Tratar de aprender de forma rápida no suele ser una buena solución. Cada aprendizaje tiene su tiempo. Hay que aprender todos los días.

No te metas donde salir no puedas.

La buena educación enseña a tener prudencia, y a no meterse en conversaciones, charlas o debates donde se tratan temas de los que no se conoce nada o muy poco.

A las diez, deja la calle para quien es.

Aunque hoy en día sería de bastante poca aplicación, antaño las gente llamada "de bien" o "decente" se recogía en casa pronto y solo quedaban por la calle los juerguistas, noctámbulos y gentes de mal vivir.

De un hombre iracundo se rie todo el mundo.

No es correcto, ni educado perder los papeles. Además de demostrar poca educación y poca prudencia una persona cegada por la ira y el enfado quedará en evidencia delante de todo el mundo.

La respuesta mansa, la ira quebranta.

No hay nada como ser prudente y educado, para poder enfrentarse a cualquier situación por embarazosa o desagradable que sea.

Ni mesa sin vino, ni sermón sin Agustino.

Nunca se puede prescindir de la educación y de las buenas maneras. Es indispensable para una convivencia correcta no perder nunca de vista las normas de educación en la mesa.

Dos negaciones afirman, pero tres confirman.

Cuando alguien niega algo repetidamente, en el fondo, está deseando afirmarlo. Cuando le ofrecen tomar algo, dar un regalo, etc. a partir del segundo no, se está confirmando que le apetece tomar algo, recibir el regalo, etc. Es una forma peculiar de mostrar cortesía y buena educación.

A cama corta, encoger las piernas.

No extiendas las piernas más de lo que alcanza la manta.

Estos dos refranes indican que cada cual debe vivir dentro de sus posibilidades. No es bueno aparentar más de lo que se tiene. Hay que conformarse con lo que cada uno tiene, y la riqueza no es solo lo material; tener una buena formación y educación, es muy importante.

Porque uno se tire por un balcón, no voy a tirarme yo.

No todas las conductas deben ser imitadas. Cuando se dice "donde fueres, haz lo que vieres", siempre se refiere al buen ejemplo, no a comportamientos reprochables. Tampoco es un elemento que sirva de justificación decir: "como lo hizo tal persona... está bien hecho".

Quien hace lo quiere, no hace lo que debe.

Se refiere al comportamiento de muchas personas que olvidan las reglas básicas de la buena educación, haciendo lo que quieren en cada momento. Comer con las manos, gritar, molestar, interrumpir conversaciones, etcétera.

Va el Rey donde puede y no donde quiere.

Indica este refrán, que en muchas ocasiones uno tiene que cumplir con los compromisos que le obligan, aunque preferiría no hacerlo o hacer otra cosa.

Oir, ver y callar, recias cosas son de obrar.

La prudencia en todo momento es digna de admiración y síntoma de buena educación.

Al hombre mayor, darle honor.

Hay que tener mucho respeto por las personas mayores, y brindarles la atención que le corresponde, en algunos casos, por encima de personas de mayor rango o jerarquía. La edad es un "título" ganado con el paso de los años.

Tu saber es tu valer.

Una persona vale más por lo que aprende que por lo que tiene. Se da demasiada importancia a las cosas materiales y menos a las inmateriales, como la cultura, la habilidad social, etcétera.

El sentido común es la cosa mejor repartida del mundo.

Quiere decir que todo el mundo piensa que lo tiene, aunque solo hay que ver el día a día de la sociedad para ver que escasea de forma realmente asombrosa.

Nadie es sabio por lo que supo su padre.

La buena educación y la cultura no se hereda. Se aprende. Es una buena base para poder tener una buena educación, pero hay personas que no aprovechan esta oportunidad y se creen que les vale con ser hijos de...

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto