Comunicación entre chinos

Existen cinco características principales en el proceso de comunicación de los chinos...

 

Niños chinos conversando. Niños chinos conversando carooow

Proceso de comunicación con los chinos

Existen cinco características principales en el proceso de comunicación de los chinos: comunicación implícita (hanxu), centro de atención (tinghua), cortesía (keqi), mirada hacia dentro del círculo y estrategias de comunicación con orientación a la "cara".

Respecto al aspecto de la comunicación implícita (hanxu), se trata de una forma de comunicación contenida, reservada, implícita e indirecta; cuando hay cosas que no se dicen debemos entender que hay que dejar espacio para la negociación.

Esta característica explica la importancia de la comunicación no verbal en la cultura china. Los chinos aprenden a no expresar sus emociones, especialmente las fuertes y negativas, ya que éstas se ven como una fuente de problemas de salud. Los sentimientos de amor, alegría o depresión se tapan en la cultura china. Por ejemplo, los chinos rara vez verbalizan su amor, que en general es expresado mediante el cuidado y la ayuda al otro, y el mismo principio se aplica a las relaciones familiares. Lo importante son las acciones y no las palabras. Al no demostrar alegría, amor, felicidad o tristeza, los chinos evitan imponer sus sentimientos a los demás y así mantienen la armonía.

Respecto al centro de atención (tinghua), es preciso señalar que el rol de los que hablan y de los que escuchan se determina por el estatus y la relación entre los roles. No todo el mundo debe hablar y sólo puede hacerse cuando el rol así se lo reconoce. Por ello, escuchar es una actividad muy importante de la comunicación en China. Ya desde la infancia se enfatiza la facilidad para escuchar como una disposición importante: un niño bueno es el que escucha a sus padres y en la mayoría de colegios chinos raramente se fomenta la enseñanza de hablar. En una empresa un buen empleado es el que practica tinghua, es decir, que hace lo que se le dice y además tiene la voluntad de satisfacer las expectativas de los demás colegas y además aceptar críticas. En un banquete, los que hablan son los de más alto nivel administrativo o el anfitrión, y los demás invitados escuchan. La importancia de escuchar apoya la forma de vida de no confrontación de la cultura china y está ajustada a la creencia general de que la boca es fuente de muchos infortunios y calamidades en las relaciones interpersonales.

Respecto a la cortesía (keqi), se trata de un principio básico utilizado por los chinos en su vida diaria. Constituye un rito en todas las relaciones interpersonales y en todas partes. La contestación de una persona a un ofrecimiento cualquiera, desde una taza de té hasta un gran regalo, en general será "no" como expresión de cortesía, mientras que quien ofrece el obsequio debe insistir hasta que le es aceptado. Este comportamiento lleva aparejados valores de humildad y modestia y con su práctica se aprende a no valorar bien la propia conducta; de ahí que el pueblo chino aparezca como humilde al lado de cualquier otro.

Los conceptos de círculo de relaciones (zijiren) y personas de fuera del círculo (wairen), que veíamos en el apartado de la interacción social, son básicos dentro del aspecto de la comunicación. Los chinos marcan diferencias fundamentales entre los dos tipos de personas, lo que les ayuda a posicionarse en determinadas relaciones o jerarquías, y produce distintas reglas de interacción. Estas reglas suponen una verdadera dificultad en la relación entre chinos y extranjeros, incluso cuando han sido presentados por una persona que conocen ambas partes. Los chinos tienden a hablar en profundidad con alguien que está dentro de su círculo, pero aparecen como distantes y herméticos ante los extraños.

Por último, el concepto de "cara" traspasa a todos los demás aspectos de las relaciones interpersonales por su característica de ser súper-relacional. Incluye dos conceptos conectados que ya se apuntaban en el apartado anterior: en primer lugar, la noción de cara (lian), que representa la confianza de la sociedad en la integridad del carácter moral de la persona, y, en segundo lugar, el concepto de imagen (mianzi), que tiene en cuenta la proyección externa. Por todo lo anterior el manejo del concepto "cara" es esencial para mantener las relaciones existentes y mantener la armonía interpersonal. La preocupación por el mantenimiento de la cara no sólo explica, sino que determina el uso correcto de las varias estrategias de comunicación en la cultura china. La preocupación por lo que otros puedan decir generalmente produce presiones insoportables en los chinos, y el temor a ser criticados o ridiculizados ejerce un control muy efectivo sobre su conducta.

El conflicto, dentro de la comunicación entre chinos, requiere una gran habilidad en el manejo del concepto de "cara"; los chinos, en todas las ocasiones, intentarán evitar en lo posible un conflicto que conlleve una confrontación directa y, en consecuencia, conduzca al desorden y al caos (luan). La resolución de conflictos se halla indeleblemente unida a tres preocupaciones sobre la "cara": la cara de uno mismo, la cara del otro y la cara mutua.

En general, en sociedades como la china, lo más importante es la cara del otro, por lo que la resolución de conflictos produce más compromisos que en las negociaciones entre occidentales. Las estrategias de conformidad requieren, para "dar cara" a los demás, no ponerse en desacuerdo con ellos en público, ya que esto representa una perdida de cara (en las negociaciones con chinos el jefe de la delegación china que negocia no se enfrentará nunca con opiniones dispares dentro de su grupo).

Para proteger la cara y mantener la armonía interpersonal, así como la cohesión del grupo, los chinos tienden a adoptar un estilo de comunicación interpersonal poco declarativa, es decir, indirecta y dejando espacio para las negociaciones en privado.

La importancia de la cara viene refrendada también por el continuo uso de intermediarios en situaciones conflictivas; el rol del intermediario es proteger la cara de cada parte en un conflicto interpersonal o incluso durante el trámite de una negociación.

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto