Etiqueta. Negocios y reuniones en Holanda.

Cuando acude a una cita o reunión es importante no llegar tarde ni presentarse mal vestido.

 

Holanda. Reunión de empresa. Florent Darrault

Reuniones y negocios en Holanda.

Una cualidad muy valorada por los holandeses, además de la buena educación general, es la puntualidad. Cuando acude a una cita o reunión es importante no llegar tarde. Es muy recomendable que llegue un poco antes. Una opción mucho mejor a llegar tarde, lo cual puede ser considerado una descortesía.

Si por cualquier motivo no puede llegar a tiempo a su cita, es correcto y adecuado ponerse en contacto con ellos para darles una explicación y comunicarles un cambio de planes. Acudir tarde a una cita puede ser un mal comienzo, deteriorando la confianza puesta en usted y aportando una valoración muy negativa a cualquier propuesta o negociación que ponga sobre la mesa.

Una vez hechas las presentaciones (tal y como dijimos en el capítulo de las presentaciones, dar la mano e identificarse), se pueden intercambiar las tarjetas de visita ; aunque hay ocasiones en que las tarjetas se intercambian con posterioridad a estas presentaciones, en un descanso o durante las conversaciones posteriores. En la medida de lo posible, es un detalle tener su tarjeta de visita impresa, por una de sus caras, en el idioma local. Si no puede, o tiene unas tarjetas impresas para todos sus clientes del mundo, al menos una de sus caras debería estar impresa en idioma inglés.

Los holandeses tienen fama de ser personas muy hábiles para los negocios. Sus grandes dotes negociadoras les han dado la fama de ser empresarios de éxito en el mundo entero. La mayor parte de los hombres de negocios holandeses están bastante acostumbrados a tratar con hombres de negocios de otros países del mundo. El carácter reservado de su vida personal, contrasta con la gran capacidad que tienen para tratar con los extranjeros.

El importante valor que le dan a su tiempo, hace que los holandeses vayan bastante rápido al asunto que les ocupa, sin detenerse demasiado en detalles superfluos o personales. Por ello las negociaciones, salvo determinados escollos o complicaciones que puedan surgir, suelen ser bastante ágiles y rápidas.

Si tiene que exponer información sobre un determinado producto o servicio, hágalo de forma breve, clara y concisa. Los detalles poco importantes o significativos es mejor ahorrárselos. No rellene o infle sus presentaciones. Si su presentación no les resulta muy práctica, es posible que tenga un futuro poco exitoso. En su exposición hable de forma clara y con términos sencillos. Ellos no ven con buenos ojos aquellas personas que hablan con cierta superioridad o con un tono demasiado agresivo.

Los holandeses suelen ser bastante claros y directos, y no tienen inconveniente alguno en dar un "si" o un "no" por respuesta. Si las condiciones no les parecen favorables no dudarán en negociar todos aquellos puntos en los que no estén de acuerdo. Suelen ser bastante conservadores en sus decisiones, y como negociadores suelen ser bastante duros, siempre en miras de encontrar la posición más favorable a su punto de vista. Son muy prácticos, y poco dados a asumir demasiados riesgos. Pesa más las posiciones más conservadoras. Los empresarios miran mucho y bien por su dinero y el de su empresa.

Que no asuman riesgos demasiado altos no quiere decir que todos sus negocios los vean en términos de dinero. Es importante para ellos pero no es la parte única y fundamental de un negocio. Los números no son el único punto que tienen en cuenta en las negociaciones.

Lo que se acuerda, se cumple. No se olvide de esta premisa fundamental; no ofrezca nada que no pueda cumplir. Ellos confían plenamente en lo acordado y esperan que se cumpla de forma clara. Depende con el estamento que negocie, las conclusiones finales pueden demorarse un poco, si éstas tienen que tomarse por mandos superiores con quienes no estamos negociando. Una vez firmado el acuerdo, todas las gestiones se suelen hacer de forma ágil y rápida, pues son personas muy eficientes en los negocios y grandes profesionales, que saben de la importancia que tiene el trabajo bien hecho. Son personas muy responsables y cumplidoras.

Si llegado el caso tiene que modificar algunos de los puntos pactados (para evitar incumplimientos) es muy importante que se lo haga saber con antelación, para que procedan, si se da el caso, a renegociar el acuerdo o alguno de los puntos del mismo.

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto