Tiempo de ocio en Rusia. Vida social en los negocios. Actos y eventos.

Hay que cumplir con otro tipo de compromisos como comidas de negocio, desayunos de trabajo, fiestas u homenajes.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Hacer negocios no solo conlleva reuniones de negocios en las instalaciones de la empresa sino que en muchas ocasiones hay que cumplir con otro tipo de compromisos como comidas de negocio, desayunos de trabajo, fiestas u homenajes, etc. En definitiva, que hay que hacer algo de vida social además de empresarial.

1. En torno a la mesa. Las comidas de negocio empiezan a tomar gran auge en ese país. Y más que un almuerzo de trabajo, están mucho más extendidas las cenas de negocios, por la posibilidad posterior de continuar tomando una copa y seguir charlando. Hay que elegir un buen restaurante y si tiene comedor privado mejor. Sino habrá que tratar de elegir un establecimiento tranquilo.

Lo que apenas se estila en Rusia son los desayunos de trabajo, aunque poco a poco empiezan a tener cierta importancia y no son tan escasos.

No se empieza a comer hasta que lo hacen nuestros anfitriones o hasta que no se propone un brindis en su honor.

El uso de los cubiertos es al estilo "continental" con el tenedor en la mano izquierda y el cuchillo en la derecha; no se intercambian nunca. Si tiene alguna duda al respecto consulte nuestro capítulo sobre "La Mesa" donde puede encontrar más información sobre el uso de los cubiertos y mucha más información sobre la mesa.

Las manos se mantienen siempre sobre la mesa. Nunca debe permanecer debajo de la mesa o sobre su regazo.

2. Dadas las condiciones climatológicas del país, no son personas acostumbradas a las actividades al aire libre. Los horarios suelen ser mucho más tempranos que los de cualquier país latino. Una cena es fácil que comience sobre las 6 de la tarde. Si el sitio al que llevan es muy elegante, es una buena señal. Eso le puede indicar que están dispuestos a cerrar un acuerdo.

3. Los acompañantes no suelen ser invitados si la comida (almuerzo o cena) es de trabajo. En cambio a otros actos sociales si pueden ser invitados, así como si nos invitan a casa de alguno de nuestros colegas-anfitriones. No se olvide llevar un detalle si va a una casa particular. En otro caso, no tiene porque llevar nada.

4. La distribución de los asientos suele ser hecha por los propios anfitriones. Los sitios centrales son reservados para los directivos o ejecutivos de mayor nivel. Y a diferencia de otras colocaciones, como sería el sitio de honor de la derecha, es habitual que usted y sus acompañantes se coloquen enfrentados a ellos.

En un país donde aún empiezan a despuntar los avances en muchas parcelas de la vida, aún está mal visto que una mujer coma sola en un restaurante. No obstante, hay que indicar una gran diferencia de costumbres entre la capital Moscú, y otras ciudades de Rusia. Gran parte de la capital se ha occidentalizado muy rápidamente.

5. Bebida. Los rusos son muy dados a tomar bebidas con alcohol, lo que puede suponer un problema si usted no bebe; procure no rechazar ninguna bebida que le ofrezcan; si lo hace deberá tener una buena excusa para evitar enfadar a sus anfitriones. Si tiene que beber por obligación aunque no sea de su agrado, ponga siempre buena cara y no demuestre disgusto o contrariedad. Una buena sonrisa indica que acepta el brindis, que está contento por su invitación y que respeta sus costumbres y a las personas que le proponen el brindis. Tenga cuidado con no pasarse con la bebida; ellos pueden aprovechar un momento suyo de debilidad para sacarla alguna contrapartida en sus negociaciones. No se olvide que está en una "reunión de negocios" aunque no lo parezca.

6. Comer. A parte de ser grandes bebedores, aunque en ocasiones puede resultar ser cierto en el caso de sus anfitriones, suelen ser grandes comedores y puede que le quieran hacer repetir el plato. Si no quiere que le hagan repetir de un plato, lo mejor es que deje algo de comida en él para indicar que ya está lleno y que no desea comer más de ese plato. Si aún así no lo consigue, deberá utilizar todo su poder de persuasión para tratar de convencerle.

7. Agua. Procure solicitar en el restaurante, en la oficina, en el hotel y en cualquier otro lugar agua embotellada. El agua que se conoce como del grifo puede no ser lo más conveniente al no estar en sus mejores condiciones (poco o mal purifica- desinfectada).

8. Tabaco. Prepárese a soportar humo durante toda la comida, si sus colegas-anfitriones son fumadores. Fumar durante la comida no es algo extraño para ellos (al igual que no lo era en muchos países hasta muy poco tiempo). Dentro de lo razonable puede usted "negociar" el uso del tabaco en la mesa, aunque sino le molesta demasiado lo mejor es dejarles ser ellos mismos.

9. La cuenta. La persona que invita es la que paga la cuenta. No se le ocurra tratar de pagarla ni tan siquiera de hacer el gesto de abonar la cuenta. Puede resultar una gran ofensa para ellos. Y no digamos nada si usted es una mujer.

Aunque suene a temeridad, no es demasiado correcto revisar la cuenta delante de los camareros ya es síntoma de desconfianza y no les suele gustar demasiado.

10. Para llamar al camarero trate de hacerlo mediante un simple contacto visual y un leve movimiento de la cabeza. Pero no se debe hacer con la mano, mediante señas o llamándole por su nombre.

11. Propina. Muchos restaurantes empiezan a tomar costumbres europeas e incluyen en su cuenta un 10% del importe del total en concepto de propina. Si no la incluyen en la cuenta, el personal que les ha atendido agradecerá cualquier importe (prudente y decente) que ustedes quieren dejar como propina.

12. Comida rápida. Salvo las cadenas internacionales de comida, no se fíe demasiado de puestos callejeros de comida, comida que le ofrezcan en establecimientos poco presentables, etc.

13. Invitaciones a casa. Que un ruso le invite a su casa es todo un honor. Usted debe corresponder a este honor con un regalo para los anfitriones y para lo pequeños, si los hay en la casa. En el capítulo sobre regalos en Rusia, puede consultar cuales pueden ser los más apropiados.

Una invitación de un ruso, suele conllevar pasar toda la velada con ellos, hasta pernoctar en su casa o hasta altas horas de la madrugada. No obstante si usted opta por indicarles que se rige por el horario europeo, aceptarán de buen grado que usted se retire a una hora prudencial.

Dado el clima tan hostil con el que cuenta, es probable que tenga unas zapatillas esperándole a la puerta de la casa, para que se quite sus zapatos o botas al entrar.

14. Si hay una fiesta o acto social al que está invitado deberá consultar la idoneidad de vestir o no de etiqueta. Suelen ser muy ceremoniosos y les gusta todo el lujo posible para sus fiestas. Tampoco debe extrañarse si le invitan de forma personal, sin mediar invitación impresa de por medio.

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto