¿Cómo podemos solucionar los pequeños errores que comete un anfitrión al poner la mesa? No darle mayor importancia

Los anfitriones deben "vigilar" que todo esté en perfecto estado. Así todo pueden cometerse algunos errores que se escapan de su control por un despiste o descuido

 

Fallos y errores de los anfitriones. Plato con los bordes estropeados protocolo.org - FP Pro

Consejos para anfitriones: fallos al poner la mesa

"Los anfitriones se encargan de la felicidad de sus invitados desde que entran por la puerta hasta que se van". Esa una de las máximas de todo buen anfitrión. Pero algunas veces se cometen algunos errores. No hay problema. Todo tiene solución.

No vamos a hablar de cubiertos o copas mal colocados. Hablaremos de elementos de la mesa que no deberían estar presentes en la misma por su estado.

Al poner la mesa se puede pasar por alto, sin darse cuenta, algún elemento que no debería estar presente en la mesa. Veamos cuáles son esos fallos más comunes.

1. Platos con el borde saltado o con alguna grieta.

2. Copas con una marca de labios o con algún resto de suciedad.

3. Servilletas con alguna mancha o algún roto.

4. Mantel con alguna mancha, roto o deshilachado.

No darle mayor importancia de la que tiene

Ser sincero con los invitados. Si alguno de nuestros invitados nos indica que su copa está manchada de lápiz de labios, su servilleta tiene alguna mancha o el cubierto no está muy limpio, pediremos disculpas y se lo cambiaremos por otro sin rechistar.

No es necesario deshacerse en explicaciones. Echar la culpa a la lavadora, el lavavajillas o al personal de servicio no arregla nada. No hay nada que justificar con disculpas innecesarias. Solo haría que darle mayor importancia a una cuestión sin apenas relevancia.

Si al empezar la comida vemos que alguno de nuestros invitados tiene la copa sucia, la servilleta con alguna mancha, etc., pero no nos dice nada, debemos actuar nosotros. Podemos decir algo como: "Espera Juan, hazme el favor de dame esa servilleta que te la cambio. Veo que no está muy limpia". Lo mismo haremos con una copa, o cualquier otro elemento.

Por último, si somos nosotros, como invitado, los que detectamos algún 'fallo' de este tipo, lo diremos de forma prudentes a los anfitriones o al personal de servicio.

Un último consejo: revisar la mesa cuando todos los elementos estén colocados. Podemos detectar alguna falta en ese último repaso.

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2022

Las opiniones expresadas por los colaboradores son independientes y no son compartidas necesariamente por protocolo.org

Generado con contentG

Contactar con protocolo.org