Crear un buen ambiente general. La sala y su entorno

Si tenemos música de ambiente, esta deberá permanecer a un volumen bajo de fondo, que permita una conversación agradable

 

Ambiente general evento. Temperatura ideal y ambiente general para un evento. Salón preparado para un evento StockSnap - Pixabay

Cómo conseguir un buen ambiente: temperatura ideal y entorno agradable para un evento

La temperatura general de la sala debería moverse en un rango de valores que sería entre 19-21º. Teniendo en cuenta la época del año y el número de invitados habrá que cuidar las variaciones de la  temperatura general de la sala. La ventilación es otro punto importante, sobre todo a la hora de los postres en las que aparecen los cigarrillos y los puros -aunque no se debería fumar en la mesa ni en la sala, en ocasiones se sigue haciendo-.

Música, ¿si o no?

Si tenemos música de ambiente, esta deberá permanecer a un volumen bajo de fondo, que permita una conversación agradable y sin tener que levantar la voz para que nos oigan nuestros interlocutores.

Si hay un grupo musical contratado, que proporcionar ambiente musical a la celebración, deberá tener en cuenta también el ruido de la sala y mantener la música suave, sin interrumpir las conversaciones. Si elevan la música, los invitados elevarán el tono de voz para poder ser escuchados y ello puede convertir la celebración en un auténtico griterío.

Luz, ¿natural o artificial?

La luz deberá ser suficiente para mantener la sala iluminada como si fuera luz del día. Si la luz solar no es suficiente, deberán tenerse habilitadas las suficientes fuentes de luz para mantener una iluminación clara.

Ruidos 'ambientales'

Debemos evitar que los camareros hagan excesivo ruido a la hora de servir, convirtiendo el servicio de platos a la mesa en una auténtica orquesta de ruidos -sonidos de cubiertos tropezando las bandejas y los platos; tropezando la cristalería a la hora de servir los vinos, agua, etcétera-. Por supuesto, hay que evitar cualquier voz subida de tono de los camareros a los clientes o a otros compañeros o jefe de comedor -maitre-.

Si hay que hacer un comentario o una petición al invitado (me permite que le retire el plato, etcétera) , deberá hacerse en tono suave; no hace falta que se entere toda la mesa que debe apartarse un poquito, por ejemplo, para poderle servir.

También en la situación general de la sala debemos evitar, en la medida de lo posible, colocar mesas cerca de la puerta de la cocina -o los baños-. Hay que evitar posibles estorbos a la hora de acceder a la mesa y la incomodidad de los comensales que estén sentados en estos lugares tan poco agradables y tan molestos, generalmente -ruidos y olores, principalmente-.

Debemos tener cuidado con cualquier pequeño detalle, pues puede ser muy molesto. Quien no ha estado en un restaurante cuya mesa se tambalea ("cojea"), y tiene que proceder a "calzarla". Son pequeños detalles, pero que suelen incomodarnos.

Manual de protocolo en la hostelería

 

 

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 6 personas le ha parecido
con una puntuación de 5.0 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

 

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2019

Generado con contentG

Contacto